viernes. 19.07.2024

Protagonismo de la gastronomía en el escenario cultural de Madrid

Este artículo se debe, en parte, a Marta Rivera, que fue Consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid y que, ahora, tiene esas mismas funciones en el Ayuntamiento. Hablando un día con ella, se nos ocurrió una idea interesante.

Habitualmente, los turistas o los visitantes madrileños eligen un destino por motivos culturales o deportivos y, una vez allí, buscan dónde comer en los alrededores. Quizás a partir de ahora se pueda hacer al revés…

La gastronomía de Madrid como motivación turística

En los últimos años, la gastronomía ha adquirido una gran importancia como motivación turística. Cada vez son más los turistas que eligen su destino por la gastronomía, por visitar un restaurante famoso, por conocer los alimentos y bebidas típicos del lugar o por hacer actividades agroturísticas.

En estos casos, sería bueno poder explicar a la gente que, en el entorno y en los alrededores, pueden tener acceso, también, a un museo, a una exposición, a un espectáculo musical o a cualquiera de los muchos atractivos culturales que tiene la Comunidad de Madrid.

Con esta idea, he querido seleccionar cinco escenarios gastronómicos de Madrid que justifican la visita (es decir, ir a ese lugar para almorzar o cenar) para, luego, explicar lo que hay alrededor, las posibilidades de disfrutar, al mismo tiempo, de la oferta cultural y de ocio local.

Rafael Ansón con Pepa Muñoz, propietaria y chef del Qüenco de Pepa. (Rafael Ansón)

Rafael Ansón con Pepa Muñoz, propietaria y chef del Qüenco de Pepa. (Rafael Ansón)

Iconos gastronómicos

En el Qüenco de Pepa, son clásicos los tomates de su propia huerta, el arroz con gurumelos y foie o su tarta de queso casera. La ubicación hace que sea el lugar ideal para visitar el estadio Santiago Bernabéu que, en su nuevo edificio, albergará, además del fútbol, eventos artísticos y culturales y toda clase de espectáculos. También se puede dar una vuelta por el Paseo de la Castellana o asistir a un concierto en el Auditorio Nacional de Música.

Le Bistroman Atelier es un bistró francés situado en uno de los barrios más castizos de Madrid, donde se puede disfrutar de recetas francesas como los caracoles rellenos de persillade (mantequilla, ajo y perejil), la sopa de cebolla con queso comté o su lenguado a la meunière. Le Bistroman está situado cerca de algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Así, uno puede aprovechar para ver una función en el Teatro Real, visitar el Palacio Real, pasear por la Plaza de Oriente o ver el cambio de Guardia Real y la Catedral de la Almudena, que bien merecen una visita.

Madrileños y turistas visitando la Plaza Mayor de Madrid. (Freepik)

Madrileños y turistas visitando la Plaza Mayor de Madrid. (Freepik)

 

En el restaurante Asturianos, situado en la calle Vallehermoso, Doña Julia lleva años preparando platos tradicionales como las verdinas con almejas, la carrillada estofada al vino tinto o el flan de queso, con una carta de vinos (muchos de ellos, por copas) bastante interesante. En esa zona, podemos disfrutar del Museo de Ciencias Naturales, conocer el Mercado de Vallehermoso, ir a ver alguna obra en los Teatros del Canal o, incluso, dar unas bolas en el campo de golf del Canal.

El Gran Barril, es una marisquería de toda la vida con una buena relación calidad-precio. Su cocina está abierta hasta pasada la medianoche, por lo que es el lugar ideal para poder ir antes o después de un concierto, o un partido de baloncesto, en el Wizink Center. También se puede disfrutar de un paseo por el Parque del Retiro, ver la Puerta de Alcalá o visitar la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Ticuí es un buen sitio para probar la cocina mexicana, en una calle perpendicular a la Gran Vía madrileña. Con platos para compartir, son recomendables su birria wagyú o su pescado a la talla, acompañados de un cóctel. Después, la idea de ver un musical, a escasos metros, o admirar la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, y perderse por las calles del centro de la capital, por el Madrid de los Austrias, es irreemplazable.

Madrid, Capital Europea de la Cultura Gastronómica 2024

Para terminar, quiero decir que este esquema se podrá visualizar, de una manera muy especial, en la Capitalidad Europea de la Cultura Gastronómica 2024 que va a ostentar la Comunidad de Madrid durante los próximos doce meses.

Por un lado, poniendo de relieve todo lo que Madrid tiene que ofrecer desde el punto de vista gastronómico y cultural, incluyendo los lugares emblemáticos y recorridos más adecuados para viajar, pero también los rincones más castizos y los pequeños establecimientos de barrio.

Por otro lado Madrid, tanto la capital como todos los pueblos y municipios, será un escenario donde los diferentes países europeos van a poder representar, como si de un teatro se tratara, su oferta gastronómica, cultural y todo aquello que los pueda situar como destino turístico en el futuro.

Protagonismo de la gastronomía en el escenario cultural de Madrid