La Catedral de Sevilla, la Catedral de Santa María de Toledo y la Catedral de Burgos en España

Las catedrales góticas más espectaculares de Europa

La arquitectura gótica reflejó los ideales, gustos y espiritualidad de la época. Tras el periodo más oscuro del románico se buscó la luz y la verticalidad, características esenciales de la arquitectura de las iglesias y catedrales góticas, con vidrieras que permitían que se iluminaran los espacios interiores con un sinfín de colores. La arquitectura gótica surgió en el siglo XII, tal vez inspirada por los godos que ocupaban buena parte del continente, y fue conocida entonces como el "estilo francés"; no fue hasta el siglo XVI cuando se la denominó arquitectura gótica, que era un término despectivo, ya que los godos reales eran considerados bárbaros. La construcción de catedrales góticas, las primeras fueron en la segunda mitad del siglo XII, requería arquitectos, canteros, carpinteros expertos y vidrieros, y su construcción podía llevar cientos de años, lo que requería la mano de obra y las contribuciones de ciudades enteras.

Aunque se pueden observar ejemplos de arquitectura gótica en muchos palacios, ayuntamientos y castillos de la época, el estilo se ejemplifica mejor en las hermosas catedrales góticas que se encuentran en el viejo continente. Por ello, el potente buscador de vuelos y hoteles www.jetcost.es, en esta ocasión, ha consultado a sus usuarios sobre cuáles consideran que son las más monumentales e impresionantes y tres de ellas se encuentran aquí en España: La Catedral de Sevilla, la Catedral de Santa María de Toledo y la Catedral de Burgos.

Las catedrales góticas más espectaculares de Europa
Catedral de Sevilla
Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla (España)

La Catedral de Sevilla, concebida a gran escala por los Canónigos de Sevilla en 1401, sigue siendo la catedral gótica más grande y la tercera iglesia más grande del mundo. No decepciona, y no solo por su enorme tamaño, la nave principal se eleva a 42 impresionantes metros. Entre las obras de arte de su interior, destaca el magnífico Altar Mayor, y aunque la arquitectura es predominantemente gótica, hay algunos aspectos arquitectónicos islámicos ya que se construyó sobre la principal mezquita almohade y sobreviven ciertas características, la más destacada es la torre de la Giralda, o el Patio de los Naranjos que fue parte de la mezquita.

Catedral de Santa María de Toledo (España)

La Catedral de Toledo está considerada por muchos como la máxima expresión del gótico en España. Comenzó a edificarse en 1226, durante el reinado de Fernando III el Santo y sus cúpulas se cerraron 1493, en tiempos de los Reyes Católicos. Esta catedral consta de cinco naves, crucero y doble girola con la anomalía de que las naves externas son algo más anchas que las otras. La parte más antigua conserva sus triforios originales. No obstante, durante la época del gótico, estos fueron sustituidos por grandes ventanales. Los que se conservan a día de hoy tienen una clara influencia mudéjar. Es excelente la colección conservada en la Sacristía, que cuenta con El Expolio y el Apostolado de El Greco, cuadros de Caravaggio, Ticiano, Van Dyck, Goya, Morales, Rubens, Bassano y muchos más. Cabe mencionar aparte a Juan de Borgoña y a Lucas Giordano, ya que sus pinturas más destacadas son los frescos que revisten las paredes de la Sala Capitular, en el caso del primero, y el techo de la Sacristía, del segundo.

Catedral de Burgos (España)

La Catedral de Burgos es una iglesia dedicada a la Virgen María, como otras muchas, y famosa por su gran tamaño y arquitectura gótica única; fue la primera catedral gótica de la Península Ibérica y su nombre original es Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María. La construcción de la Catedral de Burgos comenzó en 1221 en el año 1221 de acuerdo con los patrones góticos franceses aunque tuvo importantes modificaciones en los siglos XI y XVI, y después de un largo paréntesis de casi dos siglos, se completó en 1567. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, es la única catedral española que tiene esta distinción de forma independiente. Sin duda, es una de las joyas del arte gótico universal, aunque en su interior cuenta también con elementos decorativos renacentistas y barrocos. En 1919 la catedral se convirtió en el lugar de enterramiento de Rodrigo Díaz de Vivar, "El Cid" y su esposa Doña Jimena. Un elemento curioso en su interior es el llamado El Papamoscas, autómata que hace sonar una campana cada hora en punto mientras abre y cierra la boca de forma desmesurada al mismo tiempo que mueve su brazo derecho para accionar el badajo de una campana. Debido al desprendimiento de una figura de la fachada, en el año 1994 se decidió restaurar la catedral. En total llevan más de 30 millones de euros invertidos, lo que la convierte en el monumento europeo que más fondos ha recibido para su restauración y que más se ha prolongado en el tiempo.

Notre Dame de París (Francia)

Es, probablemente, la más reconocible y conocida de todas las iglesias góticas medievales. También la que ha tenido más triste actualidad debido al extraño incendio que sufrió el 15 de abril de 2019 del que aún no se ha recuperado, la catedral no se abrirá hasta 2024, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de París. Su fachada, rodeada por dos torres góticas es uno de los monumentos más emblemáticos de Francia. Hasta la construcción de la Torre Eiffel en el siglo XIX, las torres de la famosa catedral eran las más altas en el horizonte parisino. Es una catedral de cruz latina con cinco naves y dobles pasillos. Notre Dame también fue una de las primeras estructuras en incorporar arbotantes, lo que la convierte en un logro espectacular del ambicioso estilo gótico Rayonnant. La catedral fue diseñada como un "libro de los pobres", con esculturas que cuentan historias religiosas a través de imágenes para masas de fieles analfabetos.

El Duomo de Milán (Italia)

Milán es una ciudad vibrante y bulliciosa, y su histórica catedral se considera el corazón de la ciudad. Está dedicada a Santa María, y la figura dorada de la Virgen, colocada en la aguja más alta, es un emblema icónico de la urbe. Es la iglesia más grande de Italia después de San Pedro en el Vaticano y puede albergar hasta 40.000 personas. Está profusamente ornamentado con esculturas góticas, figuras y gárgolas. Entre ellas se encuentra la “Nueva Ley” (1810), que pudo inspirar a Auguste Bartholdi para su Estatua de la Libertad que se encuentra en Nueva York. La construcción de la Catedral de Milán tomó más de 600 años y aún no está terminada. Su fachada fue inaugurada en 1418 pero permaneció incompleta durante siglos hasta que intervino Napoleón. Todavía ahora se realizan reparaciones y limpiezas para preservar su mármol blanco y rosa.

Catedral de Colonia (Alemania)

Alemania no solo es conocida por sus castillos y fortificaciones medievales, las iglesias góticas también fueron destacadas a lo largo de la Edad Media. La catedral de Colonia, por ejemplo, es la iglesia gótica más grande del norte de Europa. Sus dos torres con enormes capiteles tienen más de 150 metros de altura, lo que la convirtió en la estructura más alta del mundo hasta 1884. Como destino de peregrinación, también se encuentra entre los lugares más visitados de Alemania, ya que alberga las reliquias de los Reyes Magos desde la Edad Media, que fueron retiradas de otra catedral de Milán por Federico Barbarroja, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Esta reliquia sagrada fue increíblemente importante para la devoción cristiana y ahora se encuentra en un cofre de oro diseñado por el renombrado orfebre Nicolás de Verdun. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue bombardeada 14 veces y una de sus hermosas vidrieras fue destruida.

Gerhard Richter, un artista visual moderno, lo recreó en 2007, produciendo un vitral moderno y un nuevo tipo de cristalería gótica.

Catedral De Lincoln (Inglaterra)

Mucha gente considera la catedral de Lincoln como uno de los grandes tesoros de Inglaterra. La construcción de la catedral comenzó en fases en 1072, y al igual que las otras catedrales en Europa en ese período, el estilo de Lincoln copia el estilo gótico temprano, un diseño revolucionario al final del período románico. Un incendio y un terremoto de los más fuertes experimentados en el Reino Unido obligó a modificar el diseño de la catedral y los arquitectos utilizaron el estilo gótico inglés temprano en las estructuras. A medida que avanzaba la arquitectura, también lo hizo el uso de métodos apropiados en ese momento, como un arco apuntado, arbotantes y bóvedas de crucería para sostener los muros exteriores de la catedral gótica. Estos cambios permitieron la incorporación de grandes ventanales para dejar entrar aún más luz. En el siglo XIV, la torre de la catedral gótica se elevó a una altura de 83 metros y se agregaron dos grandes rosetones de vidrieras. Un dato curioso es que ahí está enterrada Leonor de Castilla.

Catedral de Chartres (Francia)

La Catedral de Chartres, dedicada a la devoción de la Virgen María, es un hito arquitectónico gótico. Sus portales, vidrieras, adornos y estatuas talladas se encuentran en excelentes condiciones. Hacen de la iglesia uno de los ejemplos mejor conservados para el estudio de la época. La fachada occidental está contenida entre dos torres, como es típico del gótico francés. Es una gran representación del gótico extravagante. El Portail Royal tiene tres entradas con multitud de relieves, esculturas y columnas estatuarias. Su iconografía, que representa los ciclos de las estaciones, las constelaciones e incluso un extraño bestiario, sigue ligada a influencias románicas en algunos casos. Sin embargo, es el famoso laberinto de Chartres el que atrae a los simbolistas. Está situado en el suelo de la nave principal y representa un camino de santificación que los viajeros deben recorrer para discriminar entre el mal y el bien.

Catedral de San Vito en Praga (República Checa)

La Catedral de San Vito es una iglesia gótica situada en los terrenos del célebre Castillo de Praga, que se eleva sobre la Ciudad Pequeña de Praga. Es sin duda uno de los monumentos más notables y reconocibles de la capital checa y de todo el país. La catedral gótica es mucho más que un maravilloso destino de devoción cristiana y retiro religioso, solo se puede definir como una obra de arte excepcional y una vista impresionante. La Catedral de San Vito se considera uno de los monumentos más destacados del país y un icono espiritual de la República Checa. La Catedral de San Vito alberga al obispo de la diócesis de Praga desde el siglo X. Además de una cantidad inconcebible de servicios y otros eventos católicos, aquí fueron coronados varios monarcas y reinas checos. Es la última morada de muchos monarcas, santos, señores y arzobispos.

Catedral de San Esteban (Viena)

La Catedral de San Esteban (Stephansdom), situada en el corazón de Viena, ha sobrevivido a muchas guerras y ahora es un símbolo de la libertad de la ciudad. La catedral gótica se levanta sobre las ruinas de dos iglesias anteriores y fue iniciada en gran parte por Rodolfo IV, duque de Austria, en el siglo XIV. Su característica más reconocible, el Tejado de los Azulejos, formado por más de 250.000 azulejos, con diseño de diamantes, que tuvieron que ser restaurados tras quedar seriamente dañados durante la II Guerra Mundial. En la parte derecha de la catedral hay una entrada llamada Puerta de los Cantores, que no podía ser utilizada por las mujeres. El interior de la Catedral de Viena alberga los restos mortales de gran parte de los miembros de la familia Habsburgo y fue el lugar de boda y posterior funeral del magnífico Mozart.

Basílica de San Francisco de Asís (Italia)

La Basílica de San Francisco de Asís es un popular destino de peregrinaje para los católicos de todo el mundo. Y aunque una Basílica no es exactamente una Catedral, su arquitectura probablemente sorprenderá a los visitantes, ya que es una verdadera mezcla de características góticas y románicas. Simboliza el comienzo de un nuevo período creativo. En verdad, la basílica parece ser una verdadera iglesia doble, con edificios y funciones distintas. La Basílica Superior, más de estilo gótico, estaba destinada a eventos y predicaciones, mientras que la Basílica Inferior, que incluía la cripta de San Francisco estaba destinada a la reflexión y la devoción más privada. El diseño de la iglesia logra una fina y equilibrada unificación; hay características asociadas con las tradiciones románicas de Umbría, como la fachada a dos aguas y las robustas torres cuadrangulares, así como partes inspiradas en el estilo gótico más contemporáneo. Arcos apuntados en la nave, contrafuertes y bóvedas de crucería son ejemplos de esta influencia.

Mosteiro dos Jerónimos de Lisboa (Portugal)

Posiblemente es el monumento más impresionante de Lisboa, aunque se encuentre en las afueras de la ciudad. Este imponente monasterio del siglo XVI es el lugar de descanso de luminarias como el poeta Luís de Camões, autor del poema épico Os Lusíadas y de Vasco da Gama, el comandante en jefe de la armada que puso rumbo a la India en 1497. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Aunque no es en sí una catedral, el Mosteiro dos Jerônimos es uno de los ejemplos más destacados del estilo arquitectónico manuelino gótico tardío de Portugal e intrínsecamente ligado a la epopeya de los Descubrimientos. Merecen destacarse especialmente las fachadas, la iglesia y los claustros. En el interior se puede apreciar la iglesia-salón, obra maestra del manuelino, creación de João de Castillo. Hay que valorar cómo, en un audaz trabajo de arquitectura, la hermosa bóveda del crucero no está sostenida por ninguna columna. En las capillas laterales están enterrados los reyes, príncipes e infantes descendientes de Manuel I. En la capilla mayor, reconstituida posteriormente por Jerónimo de Ruão, se encuentran los sepulcros del rey Manuel I, su hijo Juan III y sus esposas. Merece especial mención el sagrario de plata maciza, obra de orfebrería portuguesa de mediados del siglo XVII.

Comentarios
Las catedrales góticas más espectaculares de Europa