miércoles. 21.02.2024

Coca-Cola ha iniciado en Canarias su plan de impulso al envase de vidrio en hostelería, que se desarrollará durante todo el año, y que tiene como objetivo ofrecer al sector un porfolio amplio y exclusivo, con 9 marcas y 61 referencias, con el que contribuir a dinamizar los negocios hosteleros. Coca-Cola quiere que el vidrio sea el envase de los bares, cafeterías, restaurantes y hoteles.

La propuesta de Coca-Cola se apoya en tres pilares: el crecimiento que este envase ofrece a sus clientes con una variedad de productos y tamaños, que permiten cubrir todas las ocasiones de consumo; la mejor experiencia para sus consumidores, y su apuesta por la sostenibilidad, exclusivo para el sector hostelero.

Respecto al crecimiento de los negocios hosteleros que ofrecen vidrio, la exclusividad de este envase para el sector les permite diferenciarse y ofrecer un servicio y una atención diferenciada a sus clientes.

En este sentido, según un estudio de Conecta para Coca-Cola, el 80% de los consumidores prefiere el envase de vidrio cuando acude a un establecimiento hostelero, y destacan de él su iconicidad, su calidad, la experiencia, y su sostenibilidad.

A todo ello se une que, el envase de vidrio está considerado como el más sostenible para la hostelería debido a su circularidad. Se trata de un envase reciclable y retornable, que Coca-Cola recoge, devuelve a sus fábricas y vuelve a llenar. Según el último informe de sostenibilidad de Coca-Cola en España, el 91% del vidrio que produce es retornable. La gestión sostenible de los envases es uno de los principales retos de Coca-Cola, que trabaja para utilizar menos materiales en los procesos productivos, y recoger y reciclar todos los que se utilizan. El vidrio representa el 10% de los envases que Coca-Cola pone en circulación en España y el 63% en el sector hostelero.

Eugenio Molina, director Comercial del Área Sur de Coca-Cola Europacific Partners Iberia, ha explicado que “Coca-Cola apuesta por impulsar el vidrio como formato idóneo en el canal hostelería donde juega un rol fundamental y cumple un papel clave”. En este sentido, Molina ha añadido que “cuentaCopiar con un diseño reconocible y provee de la mejor experiencia de consumo, y además se convierte en el envase más sostenible para este momento de consumo gracias a ser retornable y contar con 25 vidas de media antes de ser reciclado, lo que equivale a una media de 6 años”.

Este año, Coca-Cola celebra su 70 aniversario en España, una historia que arrancó con la producción de la primera botella de vidrio en 1953, un envase que llegó a Canarias en 1955. En la actualidad, las seis plantas que Coca-Cola tiene en el territorio nacional producen y distribuyen botellas de vidrio, entre ellas la planta de Tenerife.

Esta planta, inaugurada en 1997 y que este año cumple 26 años, cuenta con una superficie de más de 56.000 m2 y produce más de 113 millones de litros en botellas de vidrio, con los que llega a cerca de 10.400 clientes de hostelería.

El vidrio, como envase exclusivo y único para la hostelería, ha sido una apuesta constante en el negocio de la Coca-Cola. En 2015 presentó el envase de vidrio retornable, inspirado en la icónica botella de marca de 1915 (el primer envase de vidrio en patentarse en el mundo). En 2017, lanzó Royal Bliss para el canal Horeca, una innovadora gama de mixers en vidrio retornable. Ese mismo año, también la botella de Fanta cambiaba su formato, más ligera y con mayor capacidad.

El envase de vidrio, la apuesta de Coca-Cola para la hostelería