Hotel Breezes, Costa do Sauípe - Bahía. Brasil (5*lujo)

Brasil es tan grandioso que cada estado es como si fuese otro país. El estado de Salvador es la zona que tiene más influencia Africana y una gran riqueza cultural.

Hotel Breezes, Costa do Sauípe - Bahía. Brasil (5*lujo)

Acabo de regresar de uno de los países más espectaculares y completos que tiene nuestro planeta, para realizar unas vacaciones. Es obvio, que me fascina ya que en menos de un septenio, ya lo he visitado unas cantas veces y concretamente la que fue su primera capital, Salvador de Bahía, en tres ocasiones.

En las dos últimas ocasiones he residido, al norte de la capital, a unos 60 km en un paraje llamado Praia de Forte; un paraíso natural, de cientos de kilómetros de salvajes y solitarias playas, donde las palmeras dan sombra a la espuma que acaricia las doradas playas, donde miles de tortugas, todos los años desovan.

Destacar que toda la zona de referencia es bastante segura y sus gentes son muy respetuosas y serviciales,

En esta última ocasión me he alojado un poco más al norte, a una hora y veinte de Salvador, concretamente en Costa do Sauípe. Un gigantesco e interesante proyecto vacacional que se comenzó a construirse en 1.997 y se inauguro en 2.000, después de haber invertido 1 billón de reales (datos publicados). Es uno de los resorts más grandes de América del sur. Puede tener una extensión de 2k2, con 5 hoteles, 6 posadas y unos 1.400 apartamentos, chalets a la venta, centro de convenciones, Spa, pueblo comercial, un lago natural para actividades deportivas, campo de golf, complejo hípico etc. Hay que comentar que el grupo propietario, Previ (Banco do Brasil), en este amplio periodo, aun no ha conseguido obtener beneficios de este espectacular proyecto vacacional. Los Hoteles han sido explotados por las cadenas internacionales de relevancia como Sofitel y Marriot. Que se han retirado por no obtener resultados económicos positivos.

Como se pueden ir imaginando; se trata de un gran ciudad para el turismo, rodeada de playas, lagos, dunas y una exuberante vegetación y fauna. Bien diseñada y configurada, con calles, caminos, carreteras, planta eléctrica, depuradora, estación de bomberos, consultorio medico etc.; un excelente proyecto.

La población más cercana esta a 20Km, Praia Forte un pueblito pesquero lleno de tiendas turísticas y con poco que ver, a no ser, como viven los lugareños y el proyecto Tamar de protección de tortugas marinas Muy agradable para un paseo y comprar algunos souvenirs, aunque todo es bastante caro. Las compras hay que realizarlas en Bahía.

En el resort, te complican mucho el que salgas del recinto por tu cuenta, te invitan a pasar por caja y realizar las excursiones pertinentes, aunque si se es, avispado es muy fácil ir al pueblecito y volver en el transporte publico por 8 reales. El complejo te vende la posibilidad de un taxi a 150 reales (+-60 euros) o la excursión de medio día, a 110 reales por persona.. Cuando debería tener un transporte gratuito periódico a este enclave. Sabiendo que en este tipo de alojamiento; un buen director gerente debe intentar sacar a los clientes cuanto más tiempo mejor, ya que así consumen menos en el" todo incluido" (alimentación y bebidas) y su cuenta de resultados será mejor.

Cuatro hoteles los comercializa la propiedad brasileña a través de un "fondo de pensiones", por lo que el poderse alojarse en ellos es bastante complejo en el circuito habitual de ventas. El que esta abierto en su comercialización en los canales normalizados es el hotel de la compañía Jamaicana "Breezes" que tiene hoteles también en Curazao, Bahamas, Panamá, Jamaica y este en Brasil.. Yo que llevo 40 años viajando por el mundo, conociendo lo mejor y lo menos mejor, a este establecimiento lo encuadro en a segunda categoría. El Hotel Breezes SuperClubs y es un "todo incluido" pero venido a menos y con diferentes restricciones, como por ejemplo hay que pagar la zona wifi y a un buen precio por día. Cuando en la mayoría de los hoteles del mundo es Free. Con mucha falta de servicios. El año pasado la propiedad, el grupo Previ se lo vendió a esta compañía Jamaicana, aunque anteriormente ya lo explotaban.

Hablemos del hotel; fue inaugurado en el año 2.000, pero al tener un deficiente mantenimiento parece que tiene más años de antigüedad. Es un "5 estrellas lujo" Yo lo dejaría en un 4, sin lujo.

El servicio de "Check in" es muy simplón y con carencias de información. Según se pasea por las instalaciones se observa falta de mantenimiento, lo cual produce obsolescencia. Una de sus mejores virtudes es la limpieza.

El complejo en general, al ser un negocio que no ha dado beneficios, se observa que en el mantenimiento y las nuevas inversiones han sido mínimas.

Las habitaciones tienen unos 22m2, con balcón o terraza, Tv, minibar free. Mobiliario y decoración muy simple. Falta de detalles y decoración.

Tiene 3 restaurantes temáticos que no abren todos los días. Con decoración simple y servicio normal. a/ Restaurante Italiano: flojo. b/ Restaurante Mediterráneo: el mejor. c/ Restaurante japonés: muy normal, no tiene show cooking.

La restauración en general es una de las asignaturas que peor nota se le puede dar, un insuficiente. Durante 7 días he comido lo mismo, por no haber variedad. Self-service, con comida muy poco elaborada. Es el hotel ideal, para adelgazar, cuando en este tipo de resort ocurre todo lo contrario. El restaurante principal es una especie de sala de usos múltiples, bar, teatro, etc. con mobiliario decadente, sin manteles, con servilletas de papel y escasez de decoración en el buffet. La gastronomía pudiese denominarse cuartelera. La bebida en muchas ocasiones te tienes que levantar a buscarla.

Los bares que son pocos, tienen poco personal y en general mal formado, por lo que en muchas ocasiones, ni los usas, ya que las esperas, te desesperan. En general los camareros tampoco se esfuerzan en demasía.

Tengo claro que en este barco sin rumbo el responsable único es el capitán, que no tiene la formación adecuada para llevarlo a buen puerto.

Los animadores están poco motivados y por lo tanto no se cumple en muchas ocasiones con los programas establecidos. La animación infantil es quizás lo mejor. No hay espectáculos diarios, a lo más 2 a la semana.

Me encanta el mundo de los Spa, Yo diría que este no lo tiene. Me di un masaje de una hora que hay que pagar a precio de nuestro país. Fue un buen restregado de aceite perfumado, ya no volví más.

Lo mejor del complejo, es su integración en un espacio natural único y la playa que puede tener unos 3km, con bastante oleaje, pero no es peligrosa y esta muy bien vigilada por una veintena de salvavidas y personal de seguridad. Por la costa hay un paseo deteriorado por el poco mantenimiento, pero precioso, donde se puede uno topar con iguanas, monos, tortugas y toda clase de aves. Un verdadero paraíso natural.

En resumen, es un hotel que no recomiendo ya que hay otros en la zona por precio similar o más bajo. El precio/calidad no se ajusta al de mercado. Las estrellas no son las que son.

En la zona hay cadenas que si dan un servicio de 5 estrellas y lujo.

El resort, en estos momentos no cumple con el propósito por el cual se diseño este modelo alojativo. Y después de estudiar su problemática empresarial, pongo en duda tristemente que salga hacia delante; para el fantástico objetivo para el cual fue diseñado, con la actual política que esta siguiendo, que es totalmente errónea.

Valoraciones respecto a su categoría 5* lujo (0 a 10)

Recepción      4

Habitación      7

Servicio de Alimentación y Bebidas 3

Servicio de Bares     3

Animación General     4

Animación Infantil     7

Servicios Complementarios   7

Limpieza       9

Comunicación con el cliente   5

Profesionalidad     6

Amabilidad      6

Entorno       10

Playa       9

Seguridad      9

VALORACION GENERAL  6,7

Estrellas     4      

Comentarios
Hotel Breezes, Costa do Sauípe - Bahía. Brasil (5*lujo)