Buscar
16:54h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

MÁS DE 40 DIRECCIONES EN INTERNET QUE AYUDAN A PLANIFICAR EL VIAJE IDEAL

Cómo conseguir que tu viaje sea bueno, bonito y barato

Cada día es más fácil organizar el viaje uno mismo, adaptándolo a los propios gustos y necesidades. Internet y las nuevas tecnologías lo ponen muy fácil. Aquí te indicamos siete pasos para que todo salga bien y conseguir los mejores precios y también te damos más de 40 buenas direcciones en las que tienes toda la información.

1. ELEGIR DESTINO

Parece bastante obvio ya que es lo primero que se piensa al organizar el viaje. Sin embargo, hay que tomar precauciones, no siempre el lugar elegido, las fechas y las personas con las que se comparte el viaje se hace adecuadamente. Lo primero es saber si hay alguna contraindicación sobre el destino. En el Ministerio de Sanidad informan, país por país, de los datos esenciales y de las vacunas obligatorias o recomendables (http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPaises.do). También el Ministerio de Exteriores y de Cooperación (http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/RecomendacionesDeViaje.aspx#) publica una lista de países a los que existe cierto riesgo de viajar y consejos para los viajes, pero hay otras fuentes, como las listas que publica, por ejemplo, la aseguradora de viajeros International SOS and Control Risks (https://www.internationalsos.com/travelriskmap?utm_content=buffer96826&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer). Importante saber el clima y las previsiones del tiempo. Hay muchos buscadores que informan con hasta 15 días de antelación, por ejemplo eltiempo.es (https://www.eltiempo.es/el-mundo). Naturalmente es fundamental saber lo que uno se va a encontrar en cada país, lo que conviene visitar, los lugares imprescindibles, las mejores experiencias, lo que hay que comer en cada lugar, etc. En Internet hay varias web especializadas, por ejemplo Guía Mundial de Países (http://www.guiamundialdeviajes.com/). Por supuesto, los grandes nombres editoriales tienen amplia información, como National Geographic (http://nationalgeographic.es/viaje-y-culturas/guia-de-paises) o Lonely Planet (http://www.lonelyplanet.es/). Evaneos (http://www.evaneos.es/) es otra curiosa plataforma que pone en contacto a los viajeros con agentes locales de decenas de destinos para conseguir así una propuesta de viaje más directa y económica y organizar el viaje a la medida. El viajero puede contratar lo que quiera, todo el viaje (sin vuelos), sólo una excursión, un paseo por la ciudad para descubrir la gastronomía o un crucero personalizado en Vietnam. Una cuestión importante es saber la moneda que se usa en cada país y su equivalencia en euros. El conversor XE (http://www.xe.com/es/currencyconverter/) ofrece información fiable y puesta al día.

2. SELECCIONAR VUELOS

Esta es una tarea importante especialmente si se quiere ahorrar dinero ya que las propuestas son múltiples y hay varios factores que influyen a la hora de encontrar la mejor combinación. Una de las mejores opciones es Jetcost (http://www.jetcost.es/) un comparador de vuelos que busca y compara en tiempo real ofertas de billetes de avión de más de 250 webs de viajes entre las que se encuentran agencias de viajes, aerolíneas regulares y compañías low cost, lo que permite encontrar vuelos baratos en pocos segundos y elegir según el precio, duración, hora de salida y llegada o número de escalas para llegar al destino deseado. El motor de búsqueda te da la opción de comparar los precios del mismo vuelo tres días antes o después de las fechas indicadas inicialmente, lo que permite encontrar vuelos más baratos si se dispone de flexibilidad a la hora de viajar, combinar diferentes aerolíneas y aeropuertos para la ida y la vuelta, aprovechar las ofertas de las agencias de viajes, siempre sin gastos adicionales. Al elegir una oferta, Jetcost te re-dirige de inmediato a la web del turoperador, hotel, agencia de viaje o compañía aérea seleccionados.

Además de elegir el mejor vuelo, puedes determinar la clase, número de pasajeros, etc. El buscador permite consultar las ofertas disponibles a diario, tanto para volar como para reservar un hotel o un coche de alquiler en el próximo viaje. También se puede mirar una a una las web de las compañías, aunque un buscador de vuelos permite un ahorro de tiempo considerable. 

3. TRANSPORTES INTERNOS 

Para los traslados dentro del país elegido hay diversas opciones. Lo mejor es averiguar cuál es la red de trenes de cada país y hacer las búsquedas. Las europeas son relativamente fáciles de conseguir, por ejemplo Renfe (http://www.renfe.com/), Trenitalia (http://www.trenitalia.com/), SNCF (http://www.sncf.com/), o Deutsche Bahn (https://www.bahn.com/es). Todas estas compañías ofrecen tarjetas especiales para jóvenes con distintos descuentos. El célebre Interrail (http://es.interrail.eu/) ofrece su Global Pass que por solo 175 euros permite viaje por 30 países de Europa. En Interrrail.org (http://www.inter-rail.org/es/interrail/paises) hay completa información sobre todas las modalidades, precios y países donde se puede utilizar esta cómoda tarjeta de viaje. Algunos buscadores dan información sobre las principales compañías de ferrocarril en distintos países, por ejemplo Trabber (https://www.trabber.es/bus-tren/) y también sobre líneas regulares de autobuses, como en Check my Bus (http://www.checkmybus.es/). El Ministerio de Fomento español, a través de la web Bus.es (http://www.bus.es), Auotobuses de España ofrece muy completa información sobre todas las compañías de transporte de viajeros. Este conjunto de servicios públicos atienden a un total de 3.353 paradas que se encuentran repartidas entre 2.854 poblaciones pertenecientes a 2.075 municipios de la geografía nacional. La longitud total de líneas es de 76.275 kilómetros. Evidentemente, cabe la opción de alquilar un coche para poder moverse con más libertad. Existen multitud de buscadores como Wisecars (https://www.wisecars.com) o Vehicle Rent (https://www.vehicle-rent.com) que ofrecen esa posibilidad, con las propuestas de las principales compañías internacionales, como Avis, Europcar, Budget, Sixt, etc.

4. BUSCAR HOTELES 

También Jetcost (http://www.jetcost.es/hoteles/) permite encontrar hoteles. Igualmente compara precios de hoteles y encuentra las mejores tarifas de alojamientos. Tanto si se busca un hotel económico como uno de lujo, este motor de búsqueda de hoteles compara los precios de 500.000 hoteles en todo el mundo en más de 125 webs y ofrece las mejores ofertas de hoteles. De cada uno de los hoteles propuestos se indican, además del precio según el tipo de habitación y las fechas elegidas, la descripción y las instalaciones que ofrece, la distancia al centro de la ciudad, la valoración que han hecho anteriores viajeros, una galería de fotos y, por si ese no convence, otros hoteles cercanos y de similar categoría. Se puede reservar directamente con el hotel o a través de operadores como Booking.com (http://www.booking.com/index.es.html?aid=303651), HotelsCombined (https://www.hotelscombined.es), Hotels.com (https://es.hotels.com/), Agoda (https://www.agoda.com/es-es) y otros. Puede ser aconsejable consultar otras web para viajeros, como Tripadvisor (https://www.tripadvisor.es/) para ver las opiniones de la gente aunque en muchos casos suelen ser bastante disparatadas y no siempre imparciales. Budget Travel (http://www.budgettravel.com/) y Travel Zoo.com (http://www.travelzoo.com/es/) tienen una excelente reputación por brindar comentarios imparciales. La comunidad de viajeros Minube (http://www.minube.com/) también proporciona interesante información. Hotel Tonight (https://www.hoteltonight.com/es/) es una app de hoteles premium que ofrece precios mínimos garantizados de última hora. Si se busca un alojamiento alternativo, una buena opción puede ser Airbnb (https://www.airbnb.es/). Tanto si se quiere alquilar un apartamento para pasar una noche como un castillo durante una semana o una villa durante un mes entero, Airbnb ofrece a sus usuarios experiencias únicas para todos los bolsillos en más de 65 000 ciudades y 191 países. Para los menos pudientes y sin prejuicios, está CouchSurfing (https://www.couchsurfing.com/) un sistema gratuito de intercambio de alojamientos (“sofás”) en casas de gente no conocida previamente y contactada a través de la página web oficial. Inicialmente lo utilizaron surferos (de ahí su nombre) pero ahora tienen 4 millones de usuarios en todo el mundo. En Google Maps (https://www.google.es/maps) o Google Earth (https://www.google.es/intl/es/earth/) se puede ver la situación exacta de cada alojamiento, sea del tipo que sea.

5. VIAJES POR MAR

Ya hemos visto muchas opciones para viajar por aire y por tierra, pero, naturalmente, también es posible hacerlo por mar. En 2016 unos 500.000 españoles realizaron un crucero, pero el dato más relevante es que cada año la cifra aumenta y que el 71% de los cruceristas repite. Algunas compañías importantes, como MSC Cruceros estima que en 2017 aumentará el número de viajeros por mar entre un 15 y un 20%. Naturalmente, las opciones para elegir un crucero son también muchas y las posibilidades de itinerarios, condiciones y precios, también. Por eso es aconsejable acudir aun buscador de cruceros, como Rumbo Cruceros (http://cruceros.rumbo.es/cruceros.html) que permite seleccionar entre cientos de cruceros en todos los mares del mundo, eligiendo por navieras, tipo de barco, destinos, fechas, precios... De forma destacada se ofrece información sobre las ofertas puntuales en cada momento. Una modalidad en auge son los cruceros fluviales, que también pueden encontrarse en Rumbo Cruceros, pero hay algunas empresas muy especializadas, por ejemplo CroisiEurope (http://www.croisieurope.es/), la mayor compañía de cruceros fluviales de Europa que propone hasta 48 barcos diferentes por los ríos más importantes del mundo. Para travesías cortas hay distintas compañías en muchos países que ofrecen servicios de ferry de modo regular. Pueden buscarse, por ejemplo en Aferry (https://www.aferry.es) que ofrece más de 70 destinos diferentes. 

6. SANIDAD, PASAPORTE, MALETA... 

Las pequeñas cosas en las que a veces no se piensa pueden amargar un viaje o impedirlo. Es importante en los viajes por Europa llevar la Tarjeta Sanitaria Europea (http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=559) que no es la misma de la Seguridad Social, que permite recibir asistencia médica como si estuvieran en España, y para otros países contratar un seguro privado. En Comparador Rastreador (http://comparador.rastreator.com/) pueden verse las propuestas de decenas de compañías para todo tipo de seguros, incluidos los de viajes. Hay que revisar que el pasaporte o DNI esté en vigor y con la duración que cada país exige. Se pueden pedir o renovar con Cita Previa (https://www.citapreviadnie.es/). Puede saberse qué países requieran visado en visados.org (http://visados.org/visa-quick-check) y gestionarlos generalmente en la embajada de cada país, aunque en algunos casos se obtiene de forma rápida al llegar al país. Muchas de las embajadas no tienen tramitación por correo electrónico y a veces lleva su tiempo. Llevar la maleta y el contenido adecuado también es importante. No es solo las limitaciones de peso que cada compañía aplica y el importe que hay que abonar en algunos casos, es también el tiempo que se pierde haciendo y deshaciendo equipaje cuando se va de hotel en hotel y las cosas innecesarias que “por si acaso” se llevan. Tras hacer una lista de lo imprescindible (hay cosas que se pueden comprar en el destino, tal vez más baratas), hay que seguir un orden. Para evitar que la ropa se arrugue procurar colocar los pantalones debajo, alternando la zona de la cintura y con las perneras hacia afuera, de manera que puedan plegarse a modo de envoltorio una vez que ya se haya colocado todo el resto de la ropa.

Colocar los zapatos dentro de bolsas para que no ensucien las prendas. También pueden colocarse en su interior algunos calcetines o prendas pequeñas como forma de optimizar espacio y evitar que el calzado se estropee y pierda su forma. Aprovechar cada rincón y espacio de la maleta. Por ello, una buena opción es la de enrollar algunas prendas. De este modo pueden colocarse en esos pequeños sitios y, además, no se arrugan. Conviene colocar en la maleta algún símbolo distintivo como una etiqueta o cinta de modo que podamos distinguirla sin error a distancia en la cinta del equipajes del aeropuerto. En youtube (https://www.youtube.com) basta con poner “¿Cómo hacer una maleta?” para encontrar multitud de vídeos en los que enseñan los mejores trucos y mil formas de ganar espacio a la hora de hacer la maleta.

7. Y, NATURALMENTE, EL MOVIL 

El uso de la información a través de móviles al organizar un viaje ha aumentado más de 50% en pocos meses. Sin abusar del aparato ni estar obsesionado con “compartir” en las redes sociales en lugar de disfrutar uno mismo de lo que está viendo, el Smartphone puede ser muy útil. Algunos consejos prácticos: Activar las alertas de reservas de vuelos y hoteles para enterarse antes que nadie de las últimas ofertas; utilizar la tecnología contactless y olvidarse de tarjetas y dinero en efectivo; hacer una copia de seguridad a tiempo puede evitar más de un imprevisto con el DNI, tarjetas de embarque o incluso el pasaporte, existen muchas herramientas para almacenar información en la nube, con las que podemos hacer copias de seguridad de estos documentos antes de salir de casa y que, por tanto, convierten al smartphone en un gran aliado en nuestros viajes; una práctica muy sencilla que ayudará en caso de emergencia consiste en guardar en la agenda de contactos el número de teléfono de emergencias del país al que viajemos y asignarle una tecla de marcado rápido; la batería, siempre cargada y no olvidar el cargador, es práctico llevar siempre dos: uno para llevar con nosotros y otro para dejar en el hotel, por si se nos extravía el primero y por supuesto un enchufe universal, además de una batería portátil; cuidado con las redes wifi abiertas a la hora de conectarse a estas redes y, sobre todo, nunca intercambiar información sensible —como cuentas bancarias o contraseñas— a través de ellas; desconectar la conexión wifi del smartphone siempre que sea posible es una práctica de seguridad recomendable, que además ayudará a estar más atentos a lo que pasa a nuestro alrededor, disfrutar de la experiencia del viaje sin interrupciones y olvidarnos por un rato de lo que ocurre en la red.