LA HORA DE LA ESTRATEGIA EN LA ACTIVIDAD TURÍSTICA

“Las medidas restrictivas del contacto humano, son un atentado contra la convivencia humana y la paz mundial. Estas “medidas preventivas”, están produciendo el empobrecimiento de la población mundial, la progresión de la violencia, el trastorno mental, y un quebrantamiento viral de la vida social, de muy alta peligrosidad e imprevisibles consecuencias”

LA HORA DE LA ESTRATEGIA EN LA ACTIVIDAD TURÍSTICA

ALGUNOS ANTECEDENTES

Publica recientemente la periodista venezolana exilada, Marianela Salazar, una frase del célebre secretario general de la vieja asociación política Acción Democrática, Manuel Peñalver, el cual refriéndose a sus compatriotas y su forma de comportarse lo resumió con estas tres palabras: “No somos suizos”.

El mundo entero está estremecido por la presencia de una pandemia que ha provocado las más dispares y disparatadas medidas preventivas que están asolando la economía y la vía social de toda la humanidad, pues no podemos decir que lo que ocurre en España no tenga repercusión en Argentina, ni que a los peruanos no les importe lo que ocurra en Italia. Simples y claros ejemplos de que estamos ante una era para toda La Humanidad, en la cual todos tenemos que participar si queremos que el mañana nos resulte mejor. No hay otra posible solución, aunque aparezcan algunos políticos, con coleta y todo, y nos digan que lo principios del comunismo son la solución, una mentira como tantas otras detrás de la que se esconde la avaricia y el ego de personas poco recomendables, por catalogarlas tibiamente, que solo buscan su enriquecimiento personal.

LA ESTRATEGIA TURÍSTICA A SEGUIR

Estamos ante esta situación en la cual esperamos contestación sobre  nuestros proyectos peruanos que hace apenas un año hemos presentado en este país, a sus autoridades turísticas, un proyecto nacido del conocimiento y la experiencia apoyada en  importantes relaciones, programas y colaboraciones, que tuvimos (1995-2012) con la Universidad para La Paz, UPAZ, de las Naciones Unidas, ONU, y los más de cincuenta años estudiando, analizando, promocionando y actuando en el mundo del turismo, visto como la alternativa más precisa e importante para conseguir la paz mundial, el equilibrio de la calidad de vida de los habitantes del mundo, y la convivencia humana en su mayor expresión.

Firma del documento que vinculaba definitivamente a la Villa de la Orotava, Isla de Tenerife, con la Universidad para la Paz, UPAZ, de las Naciones Unidas, mediante la creación de la maestría CALIDAD TURISTICA-AMBIENTAL SOSTENIBLE Y PROMOCIÓN DE LA PAZ. Que se impartíó en los años 1999-2012, en la mencionada ciudad, con todo un éxito mundial.
Unos proyectos que nos llaman hoy a la reflexión nuevamente ante el escenario que el mundo nos ofrece con el desarrollo de la pandemia, información que recibimos diariamente desde distintos puntos, muy especialmente de la Organización Mundial del Turismo.

En ningún caso y bajo ninguna excusa, la solución de esta tragedia pareciera estar en el confinamiento de la población cercenando la productividad de las empresas, la movilidad de la población mundial, y mucho menos con ignorantes alocadas descerebradas medidas que han llegado en algunos casos – sin señalar a nadie - hasta utilizar el “toque de queda” en todo un país. ¿Para qué sirve esto?

“No somos suizos”, decía Manuelito Peñalver. No hace falta proclamarlo. En este caso, los gobiernos del mundo descendientes de “la madre patria”, ni son suizos ni se les parecen. Habría solo que comparar el trato dado a esta horrible situación, por unos y otros.

La estrategia para intentar recuperar el movimiento de personal en el ámbito mundial – el turismo - tiene que estar basada en encontrar los medicamentos necesarios para curar las consecuencias sanitarias que produce este malhadado virus. Es la forma efectiva más práctica que podemos desarrollar. Que se encuentre más tarde o temprano, una vacuna que nos inmunice contra él, es otro cantar.

Contar aquí aquello de que “el turismo es riqueza para la persona, para la familia, para la comunidad, para el mundo entero”, nos parece innecesario.

EL DESARROLLO DEL TURISMO HOY

Estamos ante una situación de riesgo en la cual hoy se hace más que necesario celebrar unos encuentros, sobre bases serias y consensuadas, lejos de improvisados “expertos” o” seudo-especialistas”, que solo tiene rayas en sus currículos pero que de conocimiento y experiencia carecen en absoluto como no sea de sus fracasadas quiméricas acciones.

Se necesitan expertos que ofrezcan un asesoramiento y un trabajo personal, en base a los criterios que la experiencia y el estudio les haya dado, y que estén refrendados por la información diaria que reciban de los organismo más serios y responsables del turismo mundial como son la Organización Mundial del Turismo y la Asociación Mundial para la Formación Profesional Hotelera y Turística, sin otras limitaciones que las que las que los mismo les impongan ante las particularidades de los distintos países del mundo en los que actúen apoyados en el conocimiento de las variadas inmensas condiciones naturales  de los mismos, para integrarse en ese intercambio de culturas que produce el turismo.

Es la hora de actuar con seriedad y con acierto si no queremos ir de cara al precipicio.

Hoy la situación es otra. El desarrollo del movimiento turístico mundial nos ha cautivado, como ya lo venía haciendo desde tiempo inmemorial con nuestra participación en los congresos de la COTAL y de la COMPEHT.

Ahora conocemos más Perú… “el puente de los suspiros”, la ruta “del puente a la alameda”, CENFOTUR, Paracas, Pisco… las calles empedradas de Cusco y sus hermosas plazas… la originalidad de los transportes moto-taxi por las calles de Lima… los clubes de nuestros amigos rotarios de Colombia, Chile, Perú, Venezuela, México, etc., algunos con más de cien años de existencia… toda una larga serie de circunstancias que nos han confirmado al turismo como el camino seguro para lograr la paz mundial, como así lo hemos difundido y mantenido ante miles de personas, políticos, empresarios, estudiantes y profesionales de todos los países de América, y de nuestras Islas Canarias donde creamos esos estudios sabios,  generosos y absolutamente necesarios, que han dado al mundo brillantes profesionales.

Estudios analíticos que ahora hacen falta para superar la crisis mundial en la que estamos sometidos, con profesionales expertos de verdad, con las experiencias y el conocimiento necesario, con la colaboración irrestricta de los organismos políticos internacionales, y los entes dirigentes representativos económicos y sociales del mundo entero.

Ahí está el reto. De la estrategia que empleemos y las medidas que adoptemos dependerán los resultados. Caer en la caduca anticuada opción de utilizar seudos especialistas o expertos sin currículos profesionales que les avalen, será seguir en la misma ruta sin vislumbrar otras consecuencias que no sean ir hacia otra pandemia en cualquier momento. El que avisa no traiciona.

Servir es mi ocupación.

*Del Grupo de Expertos de la Organización Mundial del Turismo, de las Naciones Unidas.

*Pluma de Oro de Rotary Internacional. Puerto de la Cruz, Tenerife, Islas Canarias.

Comentarios