Buscar
12:05h. Sábado, 25 de Febrero de 2017

XXXVII EDICIÓN DE LOS GALARDONES “AMABLES DEL TURISMO Y CONVIVENCIA CIUDADANA”

DISCURSO PRESIDENTE DEL CENTRO DE INICIATIVAS Y TURISMO D. Miguel Angel González Suárez

Excmas. e Ilmas. Autoridades,

Honorables miembros de los Cuerpos Consulares,

Miembros de la Ilustre Junta Directiva del CIT,

Galardonados,

Amigos y amigas,

 

Sean todos bienvenidos:

Con la venia, permítanme contarles los orígenes de mi estrecha relación con el turismo. Desconozco el motivo, pero el turismo y el que les habla, siempre hemos estado interrelacionados a través del tiempo.

Soy, un humilde vástago de la ciudad donde intenté razonar mis primeros pensamientos, donde lloré, corrí, estudié y me enamoré . La cual, fue  referente y ejemplo a seguir en la novel industria turística española que comenzaba a balbucear a comienzos de los años 60.

En esa década, se gestó el embrión del primer núcleo turístico de Canarias.

En el Puerto de la Cruz “nació el turismo en este archipiélago”, prototipo de pluralidad; Allí, aprendí a comunicarme malamente en otros idiomas, asimilé complejos anglicismos, profundicé en la cultura de otros pueblos, me mezclé, me hice más pequeño y comprendí que el mundo era INMENSO y que había que andarlo para saborearlo….

Las gentes que nos visitaban, ya mucho antes, habían descubierto la dimensión de la grandeza de esta región; lo que me hizo apreciarla, adorarla y venerarla. Ya que nuestro pueblo trasmitía sin ningún tipo de esfuerzo: cordialidad, singularidad, sencillez y MUCHA amabilidad, generando que en cada ejercicio viniese mucha más gente a impregnarse de Tenerife.

Los tinerfeños somos afables genéticamente y nuestro buen “saber hacer“ nos ha convertido en uno de los principales destinos turísticos del planeta ya que, históricamente, nunca hemos temido, a abrirnos al mundo.

Tenerife desde principios del siglo pasado ya era europeísta convencido y los visitantes se sentían como en su casa. Este ha sido “el truco” para ser uno de los destinos internacionales con más alta tasa de repetición.

Me formé académicamente y posteriormente, desarrollé tareas directivas en una gran cadena hotelera, lo que me permitió pertenecer a la Junta  Directiva del CIT del Puerto de la Cruz, la cual, me enseñó a darlo todo a cambio de nada y a entender, que el futuro de Canarias del siguiente siglo pasaría por el Turismo.

Me embebí de sabios y visionarios como D. Telesforo Bravo, Felipe Machado del Hoyo, Paco Alfonso (alcalde, gobernador, amigo y vecino de enfrente) del GENIAL Cesar Manrique, de mi maestro de literatura, el que me enseñó a escribir “Marcos Brito“, de Juan Cologan, Gerardo Gleixner, Juan Topham, Rafael Escobedo, de mi primer jefe, tutor y confesor “Juanjo Iglesias“, de Juan del Castillo, Enrique Talg, Pedro Luis Cobiella y otros muchos, que convirtieron a esta tierra en referente turístico mundial.

Me convertí en una pequeña esponja deseosa de empaparse de saber e ilustrarse de estos idealistas. ¡Qué suerte tuve al poder estar cerca de y junto a ellos, embobado ante sus planteamientos y estrategias de desarrollo para este archipiélago!.

Acompañé silenciosamente a estos constructores de ilusiones y realidades que forjaron los cimientos de la actual Canarias.

A mediados de los 80, el destino hizo que entablara amistad con Adolfo Suárez y su extraordinaria familia,  a la que le encantaba pasar sus vacaciones en Tenerife.

Embrujado y hasta abducido por el carisma y personalidad del que fuera, uno de los padres de la transición española, un año después me ví convertido, a pesar de mi  inexperiencia, en Portavoz de su grupo político en el Gobierno de la Isla, como Consejero del Cabildo. A partir de ese momento, mi trabajo y devociones, hicieron que residiera en esta capital.

En el Cabildo, me volví a topar con los CIT, en la Permanente del Patronato de Turismo que por aquel entonces dirigía el gran Ricardo Tavío y que presidía otro ilustre de Canarias y buen consejero personal: Adán Martín.

Con él, tuve una excelente relación y la oportunidad de viajar por medio mundo promocionando, y dando a conocer las bondades de esta isla y a la vez, colaborando en el diseño del futuro de Tenerife, junto a otro gran amigo  Ricardo Melchior y compañeros como Miguel Angel Barbuzano, José Segura Clavel, José Luis Mederos, Manolo Acevedo, Lorenzo Dorta, Santiago Pérez y perdonen, que me deje en el camino, a muchos otros de igual importancia…

En esa etapa una de mis misiones fue promocionar y cooperar en el diseño  turístico de la isla, junto a grandes técnicos y mediante el consenso de todos los grupos políticos, con el objeto, de desplegar las mejores estrategias para el Tenerife de hoy.

El éxito, no solo pasaba por la promoción y el diseño del modelo, sino también por la formación. Las nuevas generaciones, tendrían que estar sumamente preparadas para llevar las difíciles riendas de este territorio.

Durante varios años, tuve la gran oportunidad de dar clases a los alumnos de la carrera de turismo. Experiencia de la cual, me siento muy dichoso al ver que muchos de ellos, ocupan a día de hoy, destacados puestos directivos a nivel mundial. Todo ello, me condujo hacia la investigación y a formar parte de algunos grupos técnicos que desarrollaban los libros blancos de la Unión Europea.

Mientras todo esto sucedía era vigilado atentamente…, por quien, en los siguientes 20 años, seria una figura esencial para mi, un padre, en el sentido metafórico del termino, y que hoy nos sigue desde otra dimensión, Melchor Alonso Marrero, notable figura del sector. En aquella época, Presidente del CIT de Santa Cruz de Tenerife y Vicepresidente de la Federación Española. ¡No sé lo que pudo ver en el, por aquel entonces, joven inexperto y arrogante!. Pero, le doy las gracias, porque, a pesar de todo, creyó en mí, sin condiciones. Lección que llevo aplicando desde entonces a rajatabla.

En 1991, me propuso ante los más destacados del turismo en Santa Cruz de Tenerife, para presidir esta institución, entre otros tantos se hallaban, José Sabate,  German Ortega, Luciano Lemus, Jaime Pique, Tomas de Armas, Miguel Angel Morales, Juan Galarza, Antonio Molano, Bernabé Hernández, Álvaro Fernaud, Jacinto Correa, Manolo Ravina, y bajo la dirección legal de mi gran amigo Santiago Díaz González, Secretario General de esta organización durante los últimos 45 años.

En ese año mágico tome las riendas de esta señera institución turística creada en el verano de 1962 por los insignes: Gumersindo Robaina, Elías Ramos, Enrique Quintero, Juan Fuentes, Nicolás Álvarez, Rafael Clavijo, Antonio Tejera Reyes, Jesús Artal, Adolfo Mathias Gil, Andrés Miranda…

Esta revolución que transformaría nuestro país, se había iniciado el 6 de octubre de 1905 bajo el Reinado de Alfonso XIII y bajo la presidencia del liberal Montero Ríos, propiciando el inicio de la organización administrativa del turismo. Por Real Decreto se favorece que ese mismo año comiencen ha desarrollarse los Centros de Iniciativas Turísticas, CIT, asociaciones sin ánimo de lucro , declaradas Entidades de Interés Público en 1935.

Los CIT ya han cumplido 111 años, y se han mantenido hasta la actualidad, fieles a su identidad y principios filosóficos, desarrollado actividades encaminadas a la cooperación para el fomento del turismo.

Siempre han contribuido a preservar, conservar y defender el paisaje y la arquitectura tradicional, así como las tradiciones y el medio ambiente; potenciando la idiosincrasia de estos valores.

Han incentivado toda clase de atracciones y actividades culturales, artísticas, deportivas y recreativas de interés general, atendiendo a las peculiaridades de cada zona y las características de la población.

Volviendo a mi andadura profesional…Comencé a trabajar junto a otro gran visionario, Manuel Hermoso Rojas, por aquel entonces, alcalde de esta gran urbe. Con él me reunía habitualmente para intercambiar opiniones. También, se nos unió el mejor Consejero de Turismo que en mi opinión, ha tenido Canarias, mi estimado Miguel Zerolo.

Entre todos, y de manera altruista, dedicamos miles de horas, a crear las mas sólidas columnas sobre las que poder sustentar una Santa Cruz de Tenerife que se convirtiera en un futuro, en la Gran Capital turística que hoy comienza a ser.

Hoy quiero recordar a quienes presidieron esta institución entre los años 1962 y 1991, facilitándome la labor a desarrollar:

El 1er Presidente del CIT, El Dr. Enrique Quintero Barrera, al que sucedería el ex alcalde de Santa Cruz de Tenerife “D. Pedro Doblado Claverie”, posteriormente vendría El catedrático, D. José Ricardo García Díaz, tras el cual, presidiría la institución, El empresario turístico D. Luciano Lemus Izquierdo dando paso en el cargo, al que fuera Presidente del Primer Patronato de Turismo de España, D. José Sabaté Forns y por último, mi antecesor, El polifacético empresario y gran amigo D. Melchor Alonso Marrero.

Transcurrido un siglo, cargado de prosperidad, en aguas pacíficas y tranquilas, en ocasiones, no exentas de nubarrones y tormentas. Esta institución ha seguido y seguirá adelante; gracias a la pericia y a la visión de quienes la han dirigido y a la permanencia de los que continuamos fieles a los ideales de nuestros antecesores, preservando nuestros principios fundacionales.

Hoy es un  día muy especial para esta sociedad, ya que entregamos los galardones "Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana" nacidos en 1979, momento en el que esta institución, llega a una de sus más importantes y trascendentales conclusiones: El patrimonio más importante para el desarrollo del sector turístico “era y es” el factor humano.

Ponemos en valor la profesionalidad, la amabilidad, el buen trato, la cordialidad y la convivencia ciudadana, con el objetivo de hacer nuestro destino más grato, cómodo y agradable.

De esta manera, nacen los premios “Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana” con el objetivo de potenciar a los principales actores y reconocerles su buen hacer, estimulando al resto de la sociedad a seguir estas conductas ejemplares.

El deseo, del CIT es felicitar de todo corazón a los galardonados; personas, empresas e instituciones que se han forjado a pulso reputación y renombre en el desarrollo de sus respectivas actividades.

Por ello, nuestro reconocimiento al:

HOTEL TANAUSÚ

Es uno de los hoteles emblemáticos y con mayor tradición en la capital. Desde su fundación, a principios de la década de los 60, se ha mantenido en constante renovación, preservando a su vez, las tradiciones del archipiélago.

Al frente del mismo, se encuentra la gran matriarca y fundadora, mi amiga Doña Olga Miriam García Llavona, que junto a su marido, comenzó, a mediados del siglo pasado, esta bella aventura.

D. Manuel Luis Ramos García (Comandante de Binter)

Lagunero de altos vuelos. Se trata de uno de los pilotos españoles con más horas de vuelo en su trayectoria profesional. Piloto militar en sus comienzos, posteriormente voló en diferentes compañías aéreas llegando a lo más alto.

Este Buen Comandante, maestro de maestros, “colgó sus alas“ el pasado año, pero en la actualidad su pluma, a modo de trazos, navega sobre mares de papel, en publicaciones de diversa índole.

Conocido a nivel tanto nacional como internacional, Manuel Luis Ramos surcaba los cielos canarios, guiando en sus trayectos a un agradecido pasaje al que además de hacer llegar a su destino, ofrecía las bondades de sus queridas 7 islas.

Festival Internacional de la Canción de Canarias, UNIVERSONG

Nacido en el nuevo siglo, de la mano de la discográfica Tabaiba Records, bajo la dirección del excelente músico Guillermo Albelo. A pesar de sus presupuestos Low Cost y de la escasa ayuda publica recibida, este certamen internacional de música, ha logrado no solo promocionar la isla de Tenerife así como a los artistas locales, sino que durante estos 15 años de andadura, ha atraído a la misma  a intérpretes, compositores, productores, directores artísticos de orquesta, directores de otros festivales, y medios de comunicación de más de 50 países.

POLICIA TURISTICA de Santa Cruz de Tenerife

Gracias a las autoridades visionarias, que no solo creyeron en el desarrollo de esta unidad de policía singular y necesaria, “única en la provincia de Santa Cruz de Tenerife“, apostando por el futuro de un turismo de calidad, bajo el valuarte de la seguridad.

No cabe duda de que el desarrollo de esta urbe, Santa Cruz de Tenerife, que comienza a coger forma turística, se sustenta bajo las bases cimentadas por dos alcaldes, provenientes de sectores como el turístico y el de la administración, el anteriormente citado Consejero de Turismo de Canarias y el mejor Consejero de Turismo del Gobierno de la isla de Tenerife, según señala la encuesta de la consultora Turis.com, José Manuel Bermúdez, Excmo. alcalde de esta capital, en el cual, tenemos depositada nuestra confianza.

El Puerto capitalino, esta desarrollando una frenética actividad y va ganando relevancia turística.

La Policía turística de Santa Cruz de Tenerife se ha convertido en una pieza fundamental para ayudar, asesorar y velar por la seguridad de nuestros visitantes, de una manera amable y profesional, contribuyendo con su labor a que la capital, se convierta en referente de las capitales europeas en esta materia.

Calínico (Hoteleros por Tenerife)

Seriedad y servicio a Tenerife, son dos de los pilares que han consolidado la trayectoria de Calínico, Hoteleros por Tenerife. Este grupo de profesionales, algunos con más de 30 años de experiencia a sus espaldas, se fundó con la vocación de volcar en la sociedad y las instituciones isleñas, su amplio conocimiento sobre el sector turístico.

Estos profesionales, que en su mayoría, han ejercido como directores de hotel y algunos, permanecen en activo en la actualidad, suman más de 1.000 años de dedicación al turismo, creando Tenerife como destino turístico y promocionando las islas a nivel mundial, esforzándose en crear un sector servicios de calidad, el cual, va recogiendo sus frutos.

Colectivo que debe su nombre a su fecha de fundación, 28 Agosto, día de San Calínico, el cual, supone a la vez, una declaración de intenciones, ya que ese nombre significa “el que alcanza una bella historia!

Para concluir, solo me queda felicitar de todo corazón a los galardonados, en nombre de la sociedad y de la institución que presido, en el deseo de que los valores de la amabilidad, profesionalidad y convivencia esta noche premiados, sigan ponderándose en el día a día de la sociedad tinerfeña, en pro de la misma y de una industria turística de la que en gran medida dependemos.

Muchas gracias a los presentes por su amable atención.