10 lugares obligados de visitar en Edimburgo

La ciudad de Edimburgo es el sueño de cualquier fotógrafo. Tanto para capturar todas las emociones de los festivales que se celebran durante el verano, como para encontrar las vistas perfectas para la puesta de sol, hay multitud de sitios que te robarán el corazón en la capital de Escocia. Así que, si estás pensando en visitar Edimburgo, aquí tienes 10 lugares mágicos que no te puedes perder. 

10 lugares obligados de visitar en Edimburgo

1. El Castillo de Edimburgo

Sí, es lo más típico y es lo primero que verás nada más llegar. Pero, ¿lo has observado bien? Orgullosamente situado por encima de los vibrantes jardines de Princes Gardens, el castillo de Edimburgo es un icono atemporal que cautiva los corazones de la mayoría de lugareños y visitantes por igual. Desde la plaza de Grassmarket o los alrededores de la estación de tren de Waverley podrás disfrutar de esta fortaleza desde otras perspectivas. 

2. Water of Leith

La joven y prometedora Leith es una zona algo subestimada de la ciudad que en la última década se ha convertido en un barrio de moda muy atractivo. Sus numerosos bares y restaurantes tan curiosos como el Nobles o el King’s Wark hacen que la visita merezca la pena. El paseo del Water of Leith es un popular camino junto al río que recorre algunos de los lugares más coloridos y bonitos de la Edimburgo como el barrio de Stockbridge o la aldea de Dean Village. Un plan perfecto para alejarte de los ruidos de coches y del gentío de la ciudad. 

3. Calton Hill

Las magníficas vistas de la ciudad desde la céntrica colina de Calton Hill hacen que sea una parada imprescindible para todos lo que quieren observar la ciudad desde las alturas y en todo su esplendor. En la cima de esta montaña pequeña podrás encontrar monumentos como el que está dedicado a Nelson o el Monumento Nacional, que es más conocido como “la vergüenza de Edimburgo” porque esta especie de acrópolis griega nunca se llegó a terminar. 

4. Los Meadows 

Si el olor a humo de barbacoa flotando en el aire no te tienta lo suficiente, puede que te convenza el ambiente relajado de este gran espacio verde. Uno de los lugares favoritos de los estudiantes de la Universidad de Edimburgo, es sin duda, uno de los mejores sitios para relajarte, tomar el sol, leer o hacer lo que te apetezca en un día soleado. 

5. Royal Mile (Catedral de St. Giles) 

La famosa Royal Mile de Edimburgo se extiende entre el castillo y el Parlamento escocés. Esta calle larguísima es el eje vertebrador de la Ciudad Vieja y en ella se alinean edificios de piedra gris a ambos lados, además de los famosos pasadizos que se cruzan de un lado a otro. La Milla Real es un lugar que siempre está muy animado y en el que las actividades florecen. Una de sus atracciones principales es la preciosa Catedral de San Gil, una iglesia gótica maravillosa en la que no te puedes perder la impresionante Capilla del Cardo. 

6. El parque de Holyrood

Este parque es perfecto para dar un paseo el domingo por la tarde, desperezarse y disfrutar de algunos de los mejores lugares de interés de Edimburgo. Desde la cima del formidable Arthurs Seat (que en realidad es un volcán inactivo) y los dentados Salisbury Crags a la Abadía de Holyrood (en ruinas desde 1128) y el Palacio de Holyrood (la residencia de Edimburgo de la Reina), hay mucho que explorar. 

7. Duddingston 

Escondido detrás de Arthur’s seat encontrarás el pintoresco y antiguo pueblo de Duddingston, con excelentes vistas a un lago y una reserva natural. La zona también acoge al pub más antiguo de Escocia, The Sheep Heid Inn que data del año 1360. Su decoración y cómodos sillones hacen que éste local sea muy acogedor e ideal para relajarse después de disfrutar de las vistas de los alrededores. También cuenta con una bolera de época y un bonito patio para el disfrute de los visitantes. 

8. La calle Victoria y la zona de Grassmarket 

Esta calle que va cuesta abajo con edificios de colores brillantes es preciosa e increíblemente fotogénica. Además de ser una tentación constante, porque sus tiendas tienen verdaderos tesoros y sus cafeterías son excelentes. Victoria Street desemboca en Grassmarket, una plaza alargada llena de bares y restaurantes muy popular para tomar algo en cualquier momento del día. 

9. La isla de Cramond 

La isla de Cramond puede visitarse tanto si hace buen o mal tiempo. Sus fortificaciones de la Segunda Guerra Mundial se construyeron como una defensa submarina para cuando sube la marea y todavía hoy son sorprendentes. Si vas en un día de niebla, el paisaje es inolvidable… Pero no te pierdas este barrio de Edimburgo cuando hace sol. Si controlas las mareas y estás allí cuando la marea está baja podrás andar hasta la isla, que domina el espectacular Firth of Forth. Antes de cruzar, mira bien los horarios de las mareas, porque si sube podrías quedarte atrapado en Cramond. 

10. La Galería Nacional de Arte Moderno

Una vez que hayas terminado de deambular por las fantásticas exposiciones de la Galería de Arte Moderno de Edimburgo, no dejes de visitar los alrededores de una de las atracciones más subestimados de la ciudad. Es un hermoso edificio neoclásico que está en medio de un jardín con una estructura única que se ha creado para parecerse a las olas, las nubes y formaciones geológicas. 

 

Comentarios
10 lugares obligados de visitar en Edimburgo