martes. 23.07.2024

Distintos sucesos, que han tenido lugar en lo que va del año, han ido interfiriendo en el buen funcionamiento del tráfico aéreo, afectando, en algunos casos, a millones que pudieron sufrir retrasos o cancelaciones en sus vuelos.

AirHelp, la organización más grande del mundo de defensa de los derechos de los pasajeros aéreos, informa de cómo han sido los datos en la primera mitad del año y cómo es el funcionamiento de los principales aeropuertos españoles.

En estos meses, más de 300 mil vuelos tenían previsto despegar desde pistas españolas. Sin embargo, casi el 25% de estos sufrieron algún tipo de incidencia; lo que se traduce en más de 10 millones de pasajeros afectados -de un total de 45 millones-, y más de 900 mil con derecho a una indemnización económica por parte de las aerolíneas.

Los datos generales indican una clara disminución de la puntualidad aérea respecto al mismo periodo del año pasado: con solo 3 millones menos de desplazamientos en 2022 (42 millones), la tasa de interrupción de los vuelos no alcanzaba el 18%.

Según los datos, marzo ha sido el peor mes para volar, seguido muy de cerca por el pasado mes de junio, cuando se registraron alrededor de un 30% de interrupciones. Por otro lado, mayo y junio han sido los meses favoritos para viajar, donde se registraron más de 9 millones de personas que tomaron un vuelo.

Desde dónde volar para evitar tener problemas

En estos primeros seis meses del año, el aeropuerto con mejor funcionamiento ha sido el de Asturias. Con 2.500 vuelos en total, y más de 2.000 de ellos que salieron puntuales, el aeropuerto asturiano se ha convertido en la mejor opción para volar en lo que va de 2023. Solo un 14% de los viajeros que partían de este aeropuerto sufrieron algún tipo de retraso o cancelación de su vuelo.

El aeropuerto de Jaén y el de La Palma siguen al asturiano con aproximadamente un 85% de cumplimiento con sus pasajeros. Aunque ambos son aeropuertos de menor tráfico -unos 1.500 vuelos en estos seis meses- su compromiso con la puntualidad les ha llevado a posicionarse a la cabeza de este ranking.

El aeropuerto vasco de Bilbao siempre logra hacerse un hueco entre los mejores, y en esta ocasión se posiciona como el tercer aeropuerto más puntual de 2023. Este aeropuerto, origen de los viajes de más de un millón de personas, alcanza el 84% de cumplimiento en sus vuelos.

¿Qué aeropuertos son los más impuntuales?

Según los datos, que corresponden a aeropuertos con un tráfico aéreo superior a los 100 vuelos mensuales, los peores aeropuertos del periodo estudiado son Murcia, Costa Brava, Málaga y Alicante.

Los aeropuertos de Murcia y de Costa Brava, con apenas 1.000 vuelos entre enero y junio, solo registran un 65% de puntualidad, habiendo afectado a los vuelos de aproximadamente 50.000 personas.

El aeropuerto de Málaga ha registrado más de 25.000 vuelos en la primera mitad del año, lo que equivale a más de 3 millones de pasajeros que eligieron este aeropuerto. El aeropuerto andaluz marcó una tasa de puntualidad del 70%, dejando en tierra a más de 1 millón de personas.

Alicante es la cuarta ciudad con el aeropuerto más impuntual de España. De aproximadamente 2,5 millones de viajeros que tienen por referencia este aeropuerto, el 72% salieron en hora, lo que corresponde a 1,7 millones de traslados puntuales.

¿Cómo funcionan los principales aeropuertos españoles?

Sin duda, Madrid y Barcelona son las principales ciudades de España y, por tanto, tienen los aeropuertos con más tránsito del país, tanto por viajeros nacionales como internacionales.

El aeropuerto catalán -El Prat- ha efectuado cerca de 60.000 vuelos en lo que va de año. Más de 8 millones de personas iniciaron sus viajes desde sus pistas y el 75% de ellos lo hicieron de forma puntual.

Por su parte, el aeropuerto de Madrid-Barajas fue el origen de 82.000 vuelos entre enero y junio de este año. Más de 2,5 millones de pasajeros que pasaron por este aeropuerto -de los casi 12 millones totales- vieron cómo su vuelo era retrasado o cancelado.

La evolución de estos dos aeropuertos, respecto al año pasado, es un claro reflejo de la situación aérea en general. El índice de vuelos se ha incrementado de un año a otro. En 2022, Madrid registró más de 65.000 vuelos y casi 10 millones de viajeros, mientras que Barcelona fue origen de 50 mil vuelos y 7,5 millones de personas. En cambio, ambos aeropuertos solo registraron un 15 y 17% de vuelos con interrupciones, respectivamente; una cifra mucho más positiva que el panorama actual.

Los aeropuertos españoles empeoran su puntualidad