Buscar
18:22h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

“Aspectos destacados en el turismo del Levante Almeriense”

Con ocasión del Congreso EUROAL 2016, organizado en el Palacio de Congresos de Torremolinos con el patrocinio de la Junta de Andalucía, hubo un postour a la costa de Almería organizado por la Diputación provincial de Almería. Uno de los grandes retos de esta Diputación es ampliar el número de turistas de costa entre junio y noviembre, para lo que han firmado un convenio con la empresa Sehrs Tourisme. El objetivo es ampliar la temporalidad estival y romper la estacionalidad del turismo a Almería.

El levante almeriense comprende la zona costera desde Mojacar a la provincia de Murcia y ciertas notables poblaciones del interior  como Huercal-Overa, Sorbas y Turre. Lo forman 13 municipios. Hay diversidad de paisajes y de relieve del terreno. Junto a las amplias playas de Garrucha, Vera y Carboneras hay paisajes vírgenes como la Playa de los Muertos o Cala Cristal, y montaña agreste y seca. El Levante destaca por su clima, por su riqueza y variedad paisajística (sierras, llanuras, ramblas, zonas desérticas), y por sus aguas tranquilas y poco polucionadas.

El reclamo más importante para el turismo ha sido el buen clima en la zona de playa. Dada la especial orografía de la zona, la superación de la estacionalidad podría venir por: mejora de infraestructuras y transporte para acceder a otras comarcas en distancias medias, potenciación de instalaciones o recursos existentes y mejor explotación de los recursos culturales. Todo ello favorece la multivariedad del destino turístico y la elaboración de planes de desestacionalización que identifiquen potenciales oportunidades y creen nuevos productos turísticos.

El refuerzo del turismo del levante almeriense para reducir la estacionalidad podría estar ligado a los siguientes aspectos:

  • Potenciación de actividades y deportes náuticos: Las cálidas aguas del Mediterráneo invitan a windsurf, vela, buceo y submarinismo. Si, además, esas aguas están llenas de praderas de posidonia oceánica, restos de naufragios, cuevas sumergidas y rica fauna, el aliciente gana importancia.
  • Potenciación de actividades y deportes terrestres: Hay 6 campos de golf susceptibles de ampliarse, sobrevuelo con parapente o ultraligero sobre sierra o playas, senderismo, rutas verdes, excursiones a caballo, etc.
  • Visita a pueblos serranos del interior: Estos pueblos son un reflejo de las distintas culturas que han pasado por estas tierras. Tienen calles estrechas y empinadas, plaza y plazoletas con casas señoriales edificadas en el siglo XIX por la burguesía minera. La casa tradicional está encalada y tiene gruesos muros para protegerse del calor y rejas en las ventanas.
  • Yacimientos arqueológicos: Destacan los de las culturas de Los Millares y El Argar (Edad de los Metales). Los Millares está cerca de Turre, y muestra sedentarismo de poblaciones agrícolas y ganaderas, y desarrollo de una incipiente artesanía y metalurgia del cobre; El Argar cuenta con muchas tumbas en las que se diferencian distintas clases sociales. El Museo Arqueológico de Cuevas de Almanzora recoge múltiples restos de estas culturas.
  • Tradiciones y costumbres del mundo rural: Están relacionadas con el campo, la agricultura, los animales y la religión. Destacan la noche de San Juan, Fiestas de Moros y Cristianos (similares a las de todo el levante), carnavales y romerías. Hay varios museos y centros de cultura popular, como el Museo Etnográfico de Cuevas de Almazora, Museo Histórico de Vera, Centro de Interpretación del Hábitat Rural en Vera, o el Centro de Interpretación de la Cultura de los Molinos en Carboneras.
  • Paraje Natural Karst Yesos de Sorbas: El agua caída poco a poco durante millones de años ha ido labrando un espectacular mundo subterráneo sobre una gran roca de yeso. Hay más de mil cavidades subterráneas bajo el paisaje más desértico de Europa que tienen estalactitas, estalagmitas, columnas y corales. En estas duras condiciones ambientales hay flora endémica (narciso de Sorbas, matamarilla, espuelilla de Sorbas, y fauna endémica (tortuga mora).El agua acumulada en el interior sale fuera a través de manantiales.
  • En torno a estos aspectos pueden enfocarse proyectos y aplicaciones para superar la estacionalidad y ofrecer un producto turístico diversificado. La belleza de la región, su aspecto de tierra virgen, su historia y su gastronomía (mezcla de mar y montaña) hacen interesante y útil superar su ya duradera estacionalidad.