VIAJAR PERO REDUCIENDO TIEMPO DE VACACIONES

Depende de la estabilidad socieconómica, pero todo da a entender que 2023 será el año en que culmine la recuperación del sector turístico. Sería el final de la crisis, iniciada con la pandemia de COVID-19 y prolongada con la guerra de Ucrania y el crecimiento de la inflación.

El ‘Informe de Temporada Invierno 2022/2023’ elaborado popr el Observatorio Nacional de Turismo Emisor (ObservaTUR), publicitado esta misma semana, monitoriza y analiza la actividad. Todo está aún en curso, pero se confía en que las ganas de viajar están muy presentes, y el mantra en estos momentos es ser moderadamente optimistas. De acuerdo con los profesionales de las agencias de viajes, la prudencia que se desprende de los análisis llevaría a los españoles a viajar reduciendo el tiempo de duración de sus vacaciones, por ejemplo, o bien, rebajando el gasto que realizan durante las mismas. Los profesionales de las agencias valoran favorablemente, en alta medida, los últimos seis meses del presente año y manifiestan su optimismo en torno a al futuro de los viajes en el año 2023.

El informe de esta entidad, participada por Amadeus, AON, Beroni, Carrefour Viajes, IAG7/Airmet, Iberia, ILIUNION Hotels, MundiPlan, ReiniziaT y la Unión Nacional de Agencias de Viajes (UNAV), también recoge que, al igual que los expertos, "piensan que los españoles desean desplazarse a la menor oportunidaddado que tienen una cultura de los viajes firmemente arraigada", siempre que su situación personal se lo permita.

Más concretamente, el ObservaTUR se ha referido a las "buenas impresiones" existentes en el sector respecto a los viajes cortos, de hasta cuatro noches, y de fin de semana. Por eso, "se contemplan alzas en todo tipo de reservas”, sobre todo las que incluyen transporte y alojamiento. Mientras que, con salvedades, las previsiones respecto al gasto en viajes son favorables.

Según el informe, “las agencias de viajes prevén una facturación superior para el próximo ejercicio, si se toma como referencia el período de normalidad previo a la pandemia”. 

Otro factor a destacar: por primera vez en mucho tiempo, hay "estimaciones positivas" en cuanto al empleo en este subsector. A pesar de que se mantiene cierta incertidumbre ante el contexto general, y se declaran especialmente expectantes ante la situación económica, pues hay un temor extendido a las dos grandes ‘amenazas’: la recesión y el incremento del precio de los viajes.

 El informe de coyuntura recoge los testimonios de los profesionales de las agencias de viajes nacionales en torno a varios apartados: balance año 2022, expectativas de futuro sobre la economía y el sector, previsiones de negocio, hábitos de los viajeros, tendencias..., sistematizados a partir de un cuestionario que ha sido remitido a cinco mil agencias.

Comentarios