Visitar Tetuán, la ciudad desconocida de Marruecos

La primera vez que vine a Tetuán lo hice para visitar a una amiga, estuve en esta ciudad apenas 15 días pero no tardé en volver y ya fue para quedarme. No sé qué tiene esta ciudad pero te atrapa y quien viene repite.

En algunos aspectos es la gran desconocida ya que otras ciudades marroquíes como Fez o Marrakech son las más visitadas y turísticas, pero por esa misma razón si quieres conocer un lugar lleno de historia y poco descubierto por el turismo masivo esta es tu ciudad.

Por un lado tienes el atractivo de su Medina Antigua, la influencia española del pasado siglo en El Ensanche y toda una costa repleta de playas de arena dorada para pasar el día.

¿Tienes planeado viajar a Tetuán? Aquí te escribo una guía básica, si no está en tus planes espero convencerte de que nos visites!

Visitar Tetuán, la ciudad desconocida de Marruecos
playa tetuan
playa tetuan

Empecemos por el principio. Llegar a Tetuán.

Para venir a Tetuán tienes diferentes opciones según desde donde partas: avión desde Madrid o Barcelona ( y otras ciudades europeas ) directo a Tánger, por barco desde Algeciras o Tarifa a los puertos de Ceuta o Tánger respectivamente o por tren desde cualquier otra ciudad del país.

Tánger está a apenas una hora de Tetuán y Ceuta a tan solo 20 minutos así que como ves la ciudad está muy bien conectada. Existen varias compañías aéreas que vuelan a Tánger y los barcos salen casi cada hora así que no es difícil cuadrar tu viaje.

Recuerda que necesitas pasaporte para visitar Tetuán, porque aunque es una ciudad fronteriza con privilegios especiales con Ceuta, necesitas pasaporte para cruzar la frontera, exactamente igual si vienes en avión desde Tánger. Recuerda también que tu pasaporte tiene que tener unos meses de validez antes de viajar.

Alojamiento

Tienes desde los clásicos riads en la Medina Antigua ( muy recomendables si quieres vivir la experiencia de dormir en una típica casa marroquí ) o los hoteles del ensanche. También puedes quedarte en la zona de costa, pero si tu intención es hacer turismo por la ciudad te recomiendo que elijas una de los hoteles o riads del centro, así te evitarás desplazamientos.

Transporte

Tetuán es una ciudad pequeña, muy fácil de recorrer a pie, pero es muy típico ir a comer a la costa, pasar el día en la playa o visitar los pueblos de los alrededores. Para todo ello es muy común moverse en taxi. Son taxis colectivos, es decir, que lo compartimos con otros usuarios, simplemente compramos nuestra plaza y ya. También podemos usarlos para uso individual, en ese caso pagaremos el precio de cada una de las plazas, 6 en total.

Así mismo existen autobuses con los que puedes recorrer la ciudad o ir a otros pueblos y ciudades.

Y si quieres moverte por el país desde Tetuán lo mejor es ir en tren, sobretodo cuando sean distancias largas. Para ello debes ir primero a Tánger ya que por Tetuán no pasa ninguna línea y desde allí coger el tren que necesites. Tienes Rabat a unas 3,5 horas, Casablanca a unas 5h y Marrakech a 12h.

Visita obligada: La Medina Antigua

La Medina de Tetuán es patrimonio de la humanidad, es la joya de Tetuán, no dejes de visitarla todo lo posible. Está llena de vida, artesanos, vendedores y residentes conviven en perfecta armonía en ella. Piérdete por sus callejuelas y plazas, visita las calles más comerciales y también las más recónditas, te sentirás como en otro siglo. Tiene 7 puertas así que puedes entrar en ella desde diferentes puntos de la ciudad. Aunque no es de las más grandes de Marruecos puede resultar laberíntica ya que ha sido construida, como todas, para que solo los propios del lugar sepan moverse por ella, así que no es mala idea contratar a un guía o ir acompañado de alguien que la conozca al menos durante los primeros paseos. Toda la artesanía de la ciudad la encontrarás allí, curtidores, carpinteros, joyeros, sastres, así que es ideal para hacer tus compras.

La historia de la Medina es interesantísima, con siglos de convivencia entre las dos orillas del estrecho, así que si puedes leer un poco sobre ella antes de visitarla te fascinará aún más. Su arquitectura narra muy bien los pasos de los diferentes pueblos, de los hábitos de aquel tiempo y los actuales, de cómo está dispuesta la ciudad, murallas, servicios públicos aún vigentes, las viviendas, palacios, mezquitas…

Relacionarte en Tetuán

Los dos idiomas oficiales de Marruecos son el árabe y el francés, pero en el norte del país, particularmente en Tetuán no se hablan ninguno de los dos. Coloquialmente lo que escucharás es el dialecto marroquí (dariya) y muchos tetuaníes tienen el español como segunda lengua, así que aunque no está de más aprender algunas palabras en la lengua dialectal, sobretodo en tiendas o restaurantes no tendrás demasiado problema para hacerte entender.

Una de las cosas que más llama la atención, o al menos a mí me ocurrió, es la generosidad tan grande de los tetuaníes. Casi sin conocerte te hacen uno de los suyos y puedes contar con ellos para lo que sea. Simplemente relaciónate con ellos, afortunadamente para nosotros los españoles resulta muy fácil ya que muchos de ellos hablan español, así que conversa, visita sus casas, toma té, interésate por su cultura y mézclate todo lo posible, esta sociedad merece la pena ser conocida.

Hay algunas experiencias que te ayudan a conocer mejor esta cultura. Cosas como ir al hammam o a una boda por ejemplo te hacen comprender mucho mejor como funcionan aquí las cosas. En el caso del hammam es fácil, tienes muchos repartidos por toda la ciudad, aunque te recomiendo los de la Medina Antigua que son los más populares y auténticos. El caso de las bodas no es muy complicado asistir a una ya que a los marroquíes les encanta tener cuantos más invitados mejor, así que no es raro que casi sin conocerte ya te inviten a una boda de algún familiar.

Un país musulmán

Marruecos es un país musulmán y particularmente Tetuán es más conservadora que el resto de ciudades. Esto no supone grandes cambios a la hora de planear tu viaje o a la hora de moverte por la ciudad, aún así no está de más comentar algunas diferencias para tenerlas en cuenta antes de hacer tus planes.

Viajar en fechas señaladas del calendario religioso. Durante el ramadán o la fiesta del cordero la actividad de la ciudad se ve muy alterada, los horarios de todo cambia y en algunos momentos la ciudad se cierra por completo así que a menos que tengas especial interés en vivir esas festividades, es mejor elegir otras momentos del año. Las fechas de estos dos eventos religiosos debes consultarlos antes de viajar ya que no hay una fecha exacta para su celebración. El calendario musulmán es lunar y el nuestro solar, es por ello que cada año las fechas de estas fiestas cambia.

Como guía no está mal saber que cada año el ramadán comienza unos 13 días antes (nunca es exacto) que el año anterior y dura un mes lunar y la fiesta del cordero se celebra 70 días después del final del ramadán.

Cómo vestir. Pues como lo hagas normalmente, simplemente si eres chica en verano (especialmente en ramadán ) no llevar pantalones muy cortos, minifaldas, o camisetas con mucho escote o tirantes finos, poco más. No pasa nada si llevas alguna de estas prendas, es solo que serás la única en todo la ciudad y puede que te sientas incómoda por las miradas, llamarás la atención.

En las playas puedes usar bikini, pero el top-less no está permitido, tampoco el nudismo.

Vive tu experiencia

Si es la primera vez que vienes a Marruecos es muy normal llegar con la cabeza llena de tópicos bastante alejados de la realidad sobre este país, así que intenta librarte de todo lo aprendido y vive tu viaje a tu manera. Intenta conocer la ciudad por ti mismo, conoce a los marroquíes, charla con ellos interésate por su cultura y sociedad. Vive tu propia experiencia.

¡Repetirás seguro!

Más información sobre la ciudad en mi blog Tetuania.com. Consejos, Guía de la

ciudad, Agenda Cultural, fotografías y mucho más. ¡Nos vemos en Tetuán!

Comentarios