Buscar
15:00h. Lunes, 26 de Junio de 2017

Si los pilares fundamentales en la fidelización del turismo en Canarias fueron: El Clima, la Sanidad y la Seguridad.

En la Era de la  Transformación Digital turismo, debe utilizar con sutileza, las herramientas  de la Nueva Economía Digital, que está cambiando las reglas existentes, para afrontar dicha transformación, en su beneficio.

Ofreciendo una respuesta creativa y acertada, a  fin de obtener de ella el máximo rendimiento. Tengo claro que dentro del mundo digital,  el turismo necesita de nuevos actores con visión y capacidad de ejecución.

Nada es ya lo que era, y nada será mañana lo que es hoy.

Es el momento de empezar a reformular de nuevo, las preguntas que debemos hacernos. En la Economía Colaborativa, el Alquiler de la Vivienda Vacacional y el Turismo de Discapacidad, quizás en la robótica y trabajo, pues vamos hacia un mundo totalmente robotizado.

Hemos pasado del Medium Data (tipos de datos que hemos ido almacenando en medios digitales),  al Big Data (Cantidad tan grande de datos que no caben en una sola máquina, y que se producen de una forma muy rápida. Siendo la base tanto de la digitalización masiva del mundo analógico, como del almacenamiento de los propios datos generados en el mundo digital y que, en ocasiones, también es necesario procesarlos e interpretarlos en tiempo real). La información es parte de nuestro negocio. Su interpretación, la fidelización de nuestros turistas.

Una vez hemos sido capaces de capturar datos, almacenarlos y extraer información útil de ellos. Durante los últimos veinte años, el siguiente paso sería ver cómo ir más allá y utilizarlos para automatizar procesos, y mejorar nuestra eficiencia y productividad, en Turismo. Y con la Inteligencia artificial, en puertas, los turistas tratan de ahorrar, uno de nuestros bienes más preciados para dedicarlos al Ocio. El tiempo.

En cuanto al Internet de las cosas (en un mundo hiperconectado) Veremos a nuestros clientes con sensores en su ropa, y en 2020 la cantidad de datos obtenida de los mismos será diez veces mayor que en 2013, pudiendo conocer mucho más de sus preferencias y expectativas vacacionales. Cualquier objeto se transformará en inteligente cuando llega al hotel y se conecta a la red, transformando el modelo de negocio en un mundo nuevo con oportunidades de mejoras vacacionales.

Los Datos, como se suele repetir, son el nuevo petróleo del siglo XXI.