Buscar
14:47h. Lunes, 26 de Junio de 2017

Entre las islas francesas de Guadalupe (al norte) y Martinica (al sur) se encuentra esta isla que tiene origen volcánico y es la más montañosa y lluviosa (sobre todo en la parte atlántica del este) de todas las Antillas. Su superficie es de 754 kms2, con una longitud de 47 kms y una anchura máxima de 29 kms, con una línea costera de 148 kms. La mayoría de su territorio se compone de exuberantes selvas y bosques que cuentan con una importante variedad de flora y fauna.  Tiene un paisaje muy accidentado y cubierto por una extensa selva tropical. Es una de las regiones más lluviosas de la tierra y las corrientes de agua forman ríos en cascada, estanques naturales y lagos en cráteres.  Sus múltiples ríos son cortos e innavegables. La espina central de la isla está formada por un eje de laderas volcánicas empinadas y profundas gargantas con alturas entre 300 y 1.500 metros. Los trazados de sus carreteras son serpenteantes y llenos de curvas, y no abundan las indicaciones En sus aguas marinas es frecuente avistar ballenas y otros cetáceos. Puede haber, sobre todo en verano, fuertes huracanes y su temperatura, entre 26 y 32 grados, es casi constante a lo largo del año

Cristóbal Colón llegó a esta isla el 13 de noviembre de 1493 y la dio este nombre por ser esa fecha domingo. Los nativos arawak opusieron una dura resistencia, por lo que no hubo lugar para una colonización española. En el siglo XVII llegaron leñadores franceses a lo que hoy es la capital. Los ingleses conquistaron la isla un siglo después. Inglaterra declaró en 1805 colonia a este territorio. Desde 1885 se mantiene oficialmente en la costa este una reserva de 3.000 indios caribes. Hoy se les llama garífunas y suelen dedicarse al cultivo del coco o de la papaya, a la artesanía de cestas con cañas de juncos impermeabilizadas con tejido de hojas de plátano prensadas, y a la confección de sombreros de caña.

En 1635 los franceses comenzaron a traer esclavos africanos para trabajar en la caña de azúcar y pusieron a un poblado indígena el nombre de Roseau, que es la actual capital y se pronuncia al modo francés. En 1967 Dominica se convirtió en estado asociado a Inglaterra y en 1978 adquirió la independencia dentro de la Commonwealth. El Jefe de Estado es un Presidente. Hay un Primer Ministro y un Parlamento unicameral de 30 miembros. Se divide administrativamente la isla en 10 Parroquias.

Su economía depende del turismo (para ello cuenta con un puerto bien acondicionado para la llegada de cruceros y con un aeropuerto internacional), de la agricultura (bananas, cítricos, caña de azúcar, etc.), y de alguna industria (jabón, aceite de coco, muebles, bloques de cemento, calzados). Destaca su carácter de Centro Financiero Offshore. A él han acudido bancos comerciales, de inversión, y entidades financieras globales. Tras las recomendaciones de la OCDE, Dominica ha empezado a mejorar la trasparencia y el intercambio de información económica, sin embargo la confidencialidad bancaria es una de las más estrictas del mundo.

Destacan dos grandes Parque Naturales, y la práctica de senderismo y submarinismo es muy habitual. Hay que precisar que no abundan las indicaciones en las carreteras secundarias, que se conduce por la izquierda, y que las tarifas de los taxis son fijas y las marca el Gobierno. Las carreteras no son buenas y no se llega por ellas a todos los lugares. Son montañosas, están llenas de baches y tienen curvas cerradas. Para alquilar un coche hay que sacar un permiso de Dominica, dejar un depósito, y contratar un seguro. Muchas bellezas naturales solo son accesibles tras largas marchas a pie. Es imprescindible contar con un guía nativo, ya que las lluvias, la abundante vegetación, los grandes helechos, la neblina, o las emisiones volcánicas pueden alterar el paisaje.

Los Parques Nacionales son:

Cabrits: Está situado al noroeste de la isla, en el Mar Caribe, y cuenta con una Reserva Marina en Douglas Bay (al norte de Cabrits e ideal para deportes náuticos), con el Fuerte Shirley (construido en el siglo XVIII para proteger el Puerto de Portsmouth, la segunda ciudad de la isla). La pequeña ciudad de Indian River es base para la observación y exploración de crustáceos, pájaros y plantas exóticas, y helechos gigantes.

Morne Trois Pitons: Es el más importante de la isla y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está situado en la parte centro-sur de Dominica no lejos de la capital y está compuesto por un conjunto de volcanes, diversos ecosistemas, lagos hirvientes, fuentes de agua sulfurosa fría, cataratas, helechos gigantes, etc. Los puntos más importantes a visitar son: Boeri Lake, Freshwater Lake, Wotten Waven Sulphur Springs, Boiling Lake, y Trafalgar Falls.

Hay un sistema de senderos de casi 184 kms, con 14 tramos, que atraviesa toda la isla, desde Soufriére al sur hasta Cabrits al norte. Conforme se asciende cambia el paisaje: del verde se pasa al gris y aparecen emanaciones sulfurosas. Se recomienda que todas las excursiones se hagan con guías locales que conocen bien el camino, ya que el vapor puede alterar la visibilidad. La ascensión al punto más notable, el Boiling Lake (Lago hirviente) implica tres horas de ascensión.

Los aspectos turísticos más notables a destacar y realizar son:

Senderismo: Hay rutas difíciles, como la ascensión al Lago Hirviente, al Lago Boeri, al Monte de los Diablos y al Morne Trois Pitons .  Son rutas fáciles las del Lago Carlhom, la playa Ponte Baptiste (al norte) y los senderos por los ríos Indian, White, o Morne Bruce.

Submarinismo: El fondo de coral, las praderas de algas, rocas escarpadas, y múltiples variedades de peces tropicales que marchan en bancada son un aliciente para sumergirse. Las zonas de submarinismo más importantes están en el Parque Nacional de Cabrits y en Porthmouth, en Coulibistrie y Mero (en el centro oeste), cerca de la capital, y en Soufrière al sur.

Carnavales: La visión optimista de la vida se expande en la Celebración anual del Carnaval en las fechas habituales de Occidente. El Carnaval se celebra con desfiles, baile, música y elección de Reina. Esta celebración sobrepasa en popularidad al Dive Fest (campeonato de buceo entre locales y visitantes), Día de la Independencia, o Festival de Música Criolla.

Gastronomía

Destaca la alimentación en base a productos frescos, abundantes verduras, pescados, dulces plátanos verdes, taro, ñame, batata y nabo. Los platos cocinados más comunes son: sopa de callaloo y centollo, sopa islandesa de pescado. Pollo de montaña (en realidad una enorme rana llamada crapaud), crepes de langosta y caracol, carnes y peces a la parrilla de carbón vegetal, y amplia variedad de ensaladas tropicales. Abundan al natural y en zumos las frutas de pomelo, tamarindo, maracuyá y coco.

Esta isla caribeña poco conocida entre nosotros conserva vestigios geológicos muy interesantes para los estudiosos de la vida orogénica, y de su peculiar flora y fauna. Se va consolidando cada vez más como destino turístico sobre todo para jóvenes amantes de la naturaleza, y de los deportes submarinos y náuticos. Todavía no se han asentado allí grandes cadenas hoteleras y su aeropuerto es de poco tránsito.