Imprimir

Vietnam se muestra como un destino muy atractivo para los viajeros españoles

Enrique Sancho | 04 de Octubre de 2018

Vietnam, que acaba de ser elegido como el mejor destino turístico de Asia en los World Travel Awards –el equivalente a los Oscar del turismo–, se ofrece como un país atractivo y cordial para los turistas españoles. Más de 70.000 lo visitaron en 2017, con un aumento del 15% respecto al año anterior y las cifras que se conocen de este año indican que el aumento será aún mayor. Así lo acaba de manifestar Ha Van Sieu, viceministro de Cultura, Deporte y Turismo en el Vietnam Tourism Roadshow que se ha celebrado en Madrid.

“Nuestra apuesta por el turismo es muy clara –indica Van Sieu– ofrecemos cultura, naturaleza, la mejor gastronomía de Asia y, sobre todo, hospitalidad. En 2017, 13 millones de visitantes extranjeros han podido disfrutar de todo ello, un tercio de los cuáles eran europeos. A ello ha contribuido, sin duda, la exención de visado para cinco países de Europa, entre ellos España”.

Una treintena de agencias de viajes, turoperadores, hoteles, destinos y líneas aéreas mostraron la enorme oferta de Vietnam para el mercado español. Desde las montañas brumosas del norte a los exuberantes campos de arroz en el Delta del Mekong, Vietnam es un destino seductor que rara vez deja de entusiasmar.

Imágenes intemporales de Indochina abundan a cada paso, el famoso sombrero cónico de copa, los agricultores trabajando en los campos de arroz de una tonalidad verde brillante, la deriva a través de la niebla de los juncos en la bahía de Halong, los conductores de ciclo por las estrechas calles del barrio antiguo en Hanoi.

Pero hay un nuevo Vietnam emergente, en los hoteles de lujo y hoteles boutique que recuperan el encanto de la hospitalidad vietnamita, restaurantes de alta calidad, y la vibrante ciudad de Ho Chi Minh. Además de un destino de relax único, como las playas de Da Nang, Nha Trang y Mui Ne. Un país de contrastes donde a cada momento le esperan sorpresas agradables. Sin embargo, en Vietnam, una cosa permanece constante, el calor, la curiosidad y el carácter positivo de su gente, que siguen siendo la memoria perdurable de aquellos que pasan tiempo en este fascinante país.

De norte a sur

Vietnam Airlines, la compañía de bandera del país y la principal aerolínea en la subregión de Mekong opera 34 vuelos semanales desde París, Francfort, Moscú y Londres (no hay vuelos directos desde España, aunque sí en código compartido con Iberia y Air Europa) a Hanoi en el norte y Ho Chi Minh, al sur. Utiliza una flota de última generación con tres clases a bordo: Business, Premium Economy y Turista, en todos los casos con Open Bar y Snacks durante todo el vuelo y pantallas individuales de entretenimiento.

Lo más habitual en los viajes organizados es entrar por el norte y salir por el sur. En la zona norte se puede explorar una amplia gama de paisajes y pueblos diversos, ya que es la zona más rica en etnias del país. Puede visitarse las remotas tribus de las colinas alrededor de Sapa, a 1500 metros de altitud y conocida sobre todo por sus terrazas de arroz de un verde intenso, explorar la animada capital de Hanoi, una ciudad caótica por su tráfico imparable de motocicletas, aunque todo parece estar diseñado en un perfecto y ordenado caos; las calles del centro de Hanói están ordenadas según oficios, y navegar por las aguas turquesas de la bahía de Halong, considerada por muchos como la más bella del mundo, Patrimonio de la Humanidad desde 2012, y considerada una de las siete nuevas “maravillas del mundo”.

El centro de Vietnam es el corazón cultural del país, que destacó por las ciudades de Hue y Hoi An. El antiguo esplendor de las dinastías vietnamitas en Hue, el encanto del viejo mundo de Hoi An, o simplemente descansar lejos en la cercana playa de Cua Dai. En esta parte se encuentran varios Patrimonios de la Humanidad tales como el Parque Nacional de Phong Nha–Ke Bang (reconocido en 2003), donde está la cueva más grande del mundo, Son Doong; la Ciudadela Imperial de Hue (1993); el Barrio Antiguo de Hoi An (1999) y el Santuario de My Son (1999). Conocida como la ciudad amarilla con 2.000 años de antigüedad, la arquitectura de Hoi An, mezcla templos chinos con puentes japoneses y construcciones vietnamitas que han respetado el estilo para mantener la armonía.

El sur es sin duda un “batiburrillo” de contrastes. Ho Chi Minh City, también conocida como Saigón, es la urbe más vibrante y dinámica de Vietnam. Entre las visitas imprescindibles está la Oficina Central de Correos que fue construida a finales del siglo XIX y la réplica de la Catedral de Nôtre Dame que se sitúa justo enfrente. También el Museo de los Crímenes de la Guerra, el Palacio de la Reunificación y el Museo de las Medicinas Tradicionales. La visita de Saigón sería incompleta si no se incluye el mercado de Ben Thanh, considerado el punto más céntrico de esta ciudad. Esta ciudad es también el mejor lugar para disfrutar de la gastronomía vietnamita, una de las más ricas y diversas del Sudeste Asiático. Imprescindible en un viaje a Vietnam probar el Pho, la sopa de noodles más famosa y deliciosa del país.

A sólo unas pocas horas por carretera fuera de la ciudad se encuentra el delta del Mekong, donde el ritmo de vida disminuye drásticamente y el bullicio de la ciudad se quede atrás. Un crucero por aguas arriba del Mekong, ya sea en parte o de forma completa hasta Camboya en los barcos de estilo tradicional, son si duda una experiencia inolvidable del viaje a Vietnam. Desde allí se pueden explorar los increíbles mercados flotantes sobre el Mekong y conocer un poco mejor la forma de vida de los vietnamitas en un entorno tan especial como este.

No puede dejar escapar la oportunidad de relajarse y disfrutar de sus 3.500 kilómetros de costa y las playas de Vietnam. Lo mejor es dirigirse a Nha Trang si se busca sol y mar y disfrutar de playas como Doc Let, Bai Dai o Bai Duong mientras se toma un refresco de agua de coco. Hay que recorrer los alrededores y descubrir lugares como las cascadas de Yang Bay o de Ban Ho. También se puede dar un relajante baño en las aguas termales en Thap Ba. Además, los adictos al buceo o simplemente al esnórquel, disfrutarán con sus fondos marinos, ya que una de las cosas más interesantes que hacer en Vietnam es observar la vida marina y Nha Trang es el centro de submarinismo más importante del país.

Más información:
Turismo de Vietnam 
Vietnam Airlines 
Embajada de Vietnam en Madrid: tel.: 91510 28 67

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/destinos/vietnam-muestra-destino-muy-atractivo-viajeros-espanoles/20181004205825002378.html


© 2018 Turiscom CIT: turismo y viajes