Imprimir

El turismo turco, más afectado por la crisis rusa que por el terrorismo

Agustín Alberti Álvarez | Periodista - Fijet España - Fue corresponsal de TVE en París y en Londres -

Agustín Alberti Álvarez | 03 de noviembre de 2015

Historia, sol y buenos hoteles son razones para visitar la Turquía mediterránea. Antalya es con Estambul un importante y competitivo polo de atracción.

Antalya que con Estambul es el más importante polo de atracción turística de Turquía, tiene una situación ideal como zona vacacional en la que historia, turismo de compras y descanso deportivo u ocioso, se unen en una amalgama que, en determinadas épocas del año, la convierten en competidora, difícilmente batible, de otras zonas mediterráneas de fama internacional. 

Entre la cadena montañosa del Tauro de majestuosa belleza, con alturas de más de tres mil metros y el Mare Nostrum que baña las costas meridionales de Anatolia en el que se llamó en la antigüedad golfo de Panfilia, se han desarrollado importantes instalaciones hoteleras. Dan servicio a un turismo de procedencia europea y de Oriente Medio y que ahora busca nuevos clientes en Corea del Sur, China o India para compensar el importante descenso de visitantes rusos afectados por la crisis económica consecuencia del conflicto ucraniano y las medidas contra la Rusia de Putin por su posición en el conflicto ucraniano.

Ni la historia milenaria de Anatolia, ni el agradable clima del mediterráneo oriental se ven afectados por esos problemas que, sin embargo, si afectan a Turquía convertida en sexto país del mundo como destino turístico.



A la otra vertiente del Tauro, hacia el noroeste,EsmirnaPérgamoTiatiraSardes,Éfeso evocan, en sus nombres bíblicos, al ángel del Apocalipsis juzgando a las iglesias de esas ciudades y dirigiéndose al cristiano de Laodicea le increpa; “Ojalá fueras frio o caliente, mas porque no eres caliente ni frio estoy para vomitarte de mi boca”. 

El turista de Antalya, sin necesidad de llegar a esas ciudades bíblicas puede en menos de una hora de coche contemplar fantásticas ruinas de época romana en Aspendos, Perge o Side, delicioso pueblo al borde del mar, donde dejó sus huellas Alejandro Magno, con las bellísimas columnas del templo de Apolo como pétreos vigilantes del Mediterráneo y su magnífico teatro y acueducto que nos hablan de un imperio que duró hasta la caída deConstantinopla en manos de los turcos. 



Las estupendas playas de Belek Kundudonde más de cien hoteles y resorts y una veintena de campos de golf, perfectamente cuidados, ofrecen al visitante toda una gama de posibilidades deportivas y de descanso. Algunos resorts, como el Belconti, cuidan especialmente a los más pequeños turistas con instalaciones y actividades apropiadas a su edad. 

A pocos kilómetros Aspendos, fundada en el siglo V antes de Cristo, conserva un magnífico teatro romano en el que tiene lugar anualmente un famoso festival de música y ballet aprovechando sus excelentes condiciones acústicas.

En Antalya, concretamente en Belek, se celebró recientemente la asamblea anual de la Federacion Internacional de Periodistas y Escritores de Turismo (FIJET). Tema a debatir fue el del impacto del terrorismo en el sector turístico de los países que lo sufren. Turismo y terrorismo son incompatibles. Deasaconsejar el turismo por causa del terrorismo es una eficaz forma de fomentar la barbarie terrorista. Con ese mensaje se podría resumir el análisis que miembros de FIJET han hecho durante su asamblea de Antalya celebrada muy pocos días después del reciente atentado de Ankara. 

El tunecino Tijani Haddad, exministro de turismo de Túnez y actual presidente de FIJET, gran experto en el sector, fue contundente reafirmando ese mensaje. Lógicamente respiraba por la herida de dos atentados que han sido verdaderos torpedos en la línea de flotación de la economía tunecina y que otras veces han afectado a Egipto. Israel, Líbano o Indonesia. 

En el sector de Antalya la seguridad es absoluta y el descenso del turismo que se ha constatado desde 2014 lo atribuyen especialmente a la crisis rusa y a restricciones del gobierno ruso que intenta fomentar el turismo interior como palanca de reactivación económica. Los empresarios turcos del sector turístico realizan esfuerzos en la búsqueda de nuevos mercados. Respecto al iberoamericano esperan un impulso debido al impacto de las series de televisión que, grabadas en Tuquía, están siendo emitidas en cadenas de América Latina. 

No sé que impacto puedan tener esas soap operas en las decisiones del turista medio pero el sol mediterráneo y la densa historia de Turquía pueden ser motivos suficientes para una reposada visita.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/agustin-alberti-alvarez/turismo-turco-mas-afectado-crisis-rusa-terrorismo/20151103215952001330.html


© 2020 Turiscom CIT: turismo y viajes