Buscar
16:54h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

WEST TENERIFE -  WWW.WESTTENERIFE.COM 

Deslizándome sobre la espuma, bajo los Acantilados de los Gigantes

Llevo un puñado de décadas recorriendo mi planeta y alimentándome de su encanto. Jamás he estado en un lugar que no me agradase porque cada sitio consigue fascinarme e imprimirme agradables recuerdos.

Vivo en uno de los lugares más hermosos de este universo y hoy deseo que me acompañen a conocer un paraje natural marino que me hace aún más diminuto ante la inmensidad de sus colosales montañas esculpidas por el paso del tiempo que forman uno de los acantilados salvajes más esculturales de este país. El cual sin pedir permiso se precipita bruscamente en el océano, donde tienen su hábitad las pizpiretas ballenas Calderón y los sabios delfines.

Estamos en mi isla… Tenerife que está anclada a 3.500 metros de profundidad en el Atlántico y que fue naciendo… despacito… con flujos de magma hace 20 millones de años junto a sus hermanas que forman el archipiélago Canario. Frente a la costa africana del Sáhara y a más de 1.500 km de territorio continental europeo. Tenerife es mi gran amor y a pesar de los años cada día lo descubro...

Les sugiero que me sigan por la costa suroeste y oeste de Tenerife, concretamente desde “los Acantilados de los Gigantes” que son un accidente geológico volcánico basáltico. Hasta llegar a la punta de Teno que es un trozo de extremo inhóspito de mi cacho de tierra y dónde se encuentra, El Parque Rural de Teno, aislado y que guarda la esencia del silencio con la naturaleza abrupta.

No lo vamos a hacer por tierra. Hoy deseo mostrarte la cara oculta que solo está reservada a los seres marinos y a los grandes hombres de la mar. Para ello, nos vamos a trasladar al puerto deportivo de Los Gigantes, donde nos dejaremos llevar por una de las empresas más respetuosas con el medioambiente como así lo avalan todas sus certificaciones, “West Tenerife”. Pero… vamos a añadirle unas gotas de adrenalina ya que lo haremos montados en motos de agua de última generación que conjugan las más altas cuotas de seguridad y prestaciones. Acompañados por una lancha de apoyo con unos experimentados patrones que nos guiarán por este mar calmado y cargado de buenas vibraciones. Mostrándonos calas salvajes en las desembocaduras de las gargantas de los barrancos y profundas cuevas que se adentran con la mar bajo la montaña. No cabe duda que es un lugar único, por ello aquí viven los seres más inteligentes del océano.

Llegamos 1 hora antes de comenzar este experiencia embrujadora.  Recibiremos una clase magistral sobre medidas de seguridad, normas, advertencias y conducción. A la vez nos proveerán de modernas cámaras acuáticas de video para poder grabar a nuestro antojo... La seguridad y el respeto por el medio natural serán para “West Tenerife” la prioridad.

Cabalgando sobre la espuma del cristalino sigo a mi versado guía en fila india detrás de nuestra embarcación de apoyo y bajo atenta mirada de “nuestros arcángeles” comenzamos a coger velocidad bajo los solemnes acantilados.

En la navegación divisaremos el Barranco de Machado de los Díaz, Barranco Seco, Masca, Juan López, El Carrizal, Taburco, La Calabazera, Roque Largo hasta llegar a Punta de Diente de Ajo... emplazamiento donde en tiempos pretéritos vivieron los primitivos aborígenes. Estos surcos se abren camino a través de los abruptos acantilados, dejando ensenadas de arena negra que brilla como si fuesen piedras preciosas. No los podrías visitar prácticamente de otra manera, por su complicada orografía que los hace casi inaccesible a pie para los terrenales como yo.

Llegaremos prácticamente al faro de Teno. Construido en 1891 sobre un paraje de gran belleza agreste. En la ensenada nos estará esperando un pontón con las máximas prestaciones, donde descansaremos… disfrutando del atractivo del lugar… del silencio, del sol, la mar, las montañas, magia, piratas, guanches, seres marinos... Una bandeja de fruta fresca nos invitará a reponernos de la orgía de emociones. Ya tenemos preparados los equipos de snorkel con el correspondiente torpedo eléctrico, que en silencio nos ayudarán a sumergirnos plácidamente en las profundidades marinas que albergan una gran riqueza natural. Si tenemos suerte, como yo…, nadaremos junto a las gigantescas ballenas y los elegantes delfines. Para los menos osados; la opción es casi levitar a remo sobre las tablas de Paddle sur y llegar hasta la cala para tomar un baño de sol y arena negro azabache bajo la mirada atenta del universo…

Lo peor viene… cuando hay que regresar a la realidad; pero me voy cargado de miles de imágenes enriquecedoras que me han hecho más grande… bajo la inmensidad de estos fastuosos acantilados de Los Gigantes.

West Tenerife www.westtenerife.com 

Teléfono: 922 860 044
Móvil: 659 37 44 26
Info@westtenerife.com
Calle Poblado Marinero
Acantilados de los Gigantes
Santiago del Teide - Tenerife – Islas Canarias