Buscar
11:28h. Sábado, 21 de Octubre de 2017

EL CULTIVO DEL VINO MALVASÍA EN LANZAROTE

El malvasía de Lanzarote uno de los mejores vinos del mundo

La Malvasía es una de las cepas más antiguas que se conocen. Es originaria de Asia Menor y debe su nombre al puerto de Monemvasía, localizado en el sur del Peloponeso, desde donde se comercializó primero. Una vez conquistado el Archipiélago Canario, gracias a su situación estratégica en el tránsito de navíos entre continentes, Canarias se convirtió en el centro de intercambio entre los continentes Europa, América y África, siendo el vino de malvasía uno de los productos más comercializados.

Los vinos de malvasía se producen en Italia, Eslovenia, Croacia, Córcega, la Península Ibérica, la isla de Madeira, California, Australia y Brasil, pero ninguno se puede comparar con el vino de Canarias, en especial con el que se produce en Lanzarote, un vino tan exquisito que hasta es nombrado en los clásicos literarios, como por ejemplo en las obras de Shakespeare.

Lanzarote es la isla con más superficie dedicada al cultivo de la Malvasía, sobretodo en la parte oeste de la isla la cual es conocida mundialmente ya que sus plantaciones de malvasía constituyen una belleza paisajística única en el mundo que se asemeja al paisaje lunar. La variedad de uva que predomina en la isla es la Malvasía de Lanzarote, una variedad de origen canario procedente de un cruce entre la Malvasía Aromática (de origen griego) y Marmajuelo. Se trata de una variedad de uva blanca pequeña y adaptada al medio, con ligeros toques aromáticos y que tiene una vida media de 30 y 50 años, con la que se producen vinos blancos secos, semi dulces, dulces y hasta espumosos, y también vinos rosados y tintos.

Las erupciones volcánicas de Timanfaya entre 1730 y 1736 y en 1824 destrozaron buena parte de la isla, pero originaron nuevas ideas para los cultivos. El cultivo de esta uva se hace enteramente manual, de forma artesanal ya que por las características del suelo es imposible la mecanización y el riego, y no sigue la forma tradicional de los viñedos en hilera. La uva se cultiva en hoyos excavados llamados zocos en la negra ceniza volcánica llamada picón, y son protegidos con pequeños muros semicirculares de piedra volcánica que protegen a la planta del sol y del constante viento. También hay zonas en las que se cavan zanjas. Cabe destacar que la piedra volcánica retiene la humedad de la tierra, lo cual es muy importante teniendo en cuenta la escasez de agua para el cultivo que hay en la isla.

La vendimia también se hace de forma tradicional sin ningún tipo de mecanización. Esta es sin duda la vendimia más temprana de todo el hemisferio norte, teniendo lugar entre julio y agosto

Las zonas principales de plantación son toda la zona norte de la isla, la zona de Tinajo y Haría, y la zona de la Geria, siendo esta última la más extensa y por donde se encuentran las principales bodegas, las cuales abren sus puertas a los visitantes para que conozcan el proceso de elaboración del famoso vino malvasía.