GALARDONADA DÑA. MARÍA ÁNGELES PALMERO DÍAZ

Discurso de Dña. Angeles Palmero en nombre de los Galardonados de los "Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana" del CIT de Santa Cruz de Tenerife

Discurso de Dña. Angeles Palmero en nombre de los Galardonados de los "Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana" del CIT de Santa Cruz de Tenerife

Excelentísimo señor presidente del Gobierno de Canarias

Ilustrísimo señor presidente del Cabildo de Tenerife

Ilustrísimo señor alcalde

Señor presidente del Centro de Iniciativas y Turismo y miembros de su junta directiva.

Compañeros galardonados,

Señoras y Señores

Muy buenas noches.

Tengo el inmenso honor y la enorme responsabilidad de dirigirme a todos ustedes en nombre de los premiados esta noche. Una vez más los que hemos sido propuestos para recibir el Premio Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana hemos sido elegidos de ámbitos muy dispares y con responsabilidades personales y profesionales muy diversas.

Ésta diversidad es precisamente una de las grandezas de la distinción que otorga el Centro de Iniciativas y Turismo de Santa Cruz de Tenerife desde hace 35 años, que, siguiendo el espíritu que le imprimió en 1979 don José Sabaté Fons cuando llegó a la Presidencia, reconoce el quehacer diario y constante de las personas y de las instituciones de cualquier ámbito social. 

Durante este tiempo han sido galardonados taxistas, periodistas, políticos, figuras de la cultura, empresarios hoteleros, promotores culturales, organizaciones sociales y empresariales y las máximas instituciones políticas y educativas de la Isla. Todo ello nos enorgullece a los distinguidos hoy, que, como ustedes pueden comprobar, representamos ese espíritu diverso con que nacieron estos premios.

Cada uno de mis compañeros ha puesto su empeño en impulsar la riqueza social, cultural y científica de Santa Cruz y de Tenerife. Producciones OYE, el astrofísico Garik Israelian y la Tertulia Amigos 25 de Julio y La Banda de Música de Santa Cruz han querido que yo asuma la responsabilidad de agradecer este premio.

Y yo la asumo desde la humildad pero también desde el inmenso orgullo que para mí representa ser nada menos que ‘Amable del turismo’ y dirigirme a ustedes en este Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz, mi ciudad.

Este es uno de los espacios institucionales más hermosos que tiene Tenerife y encierra buena parte de nuestra historia contemporánea. Aquí, además de lo que han podido contemplar estas vidrieras y estos óleos desde principios del siglo XX, hay mucha vida ciudadana hoy.

Como santacrucera creo que es imprescindible que conozcamos nuestra historia, porque, tal y como decía Cicerón, “no saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños”.

Y quiero que Santa Cruz crezca y sea consciente de que a finales del siglo XIX fue la primera ciudad turística del Archipiélago gracias a su puerto, un puerto que hoy, pese a los malos tiempos y la dificultades, forma parte de la Red Transeuropea de Transporte, porque lo reivindicamos los tinerfeños, en una movilización que llegó hasta Bruselas y de la que me siento orgullosa de haber formado parte como portavoz y miembro de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Pero quiero volver a la idea de Don José Sabaté y poner  su misma tenacidad y su misma energía en reivindicar esa histórica capitalidad turística para nuestra ciudad. Como empresaria, vicepresidenta de la Patronal de la Construcción y mujer luchadora, quiero y confío en que nuestra ciudad recupere ese empuje turístico que marcó buena parte de su desarrollo, y apuesto porque que nuestra capital se consolide como enclave atlántico imprescindible para conectarnos con el resto del mundo.

Nuestra ciudad ya lo fue y volverá a serlo. No olvidemos que durante siglos, en el puerto santacrucero hacían escala la mayoría de los buques que cruzaban el Atlántico rumbo a América o que comerciaban con África Occidental.

Creo que en Santa Cruz lo tenemos todo. Clima, litoral, paisaje, comercio, lugares de ocio, infraestructuras, cultura, seguridad… aunque aún hay asignaturas pendientes como el cuidado de nuestro patrimonio o mejorar la conectividad.  

Así que la meta de todos los que queremos, vivimos, respiramos y amamos nuestra capital debe ser que  recupere su grandeza turística. Para eso es esencial contar con apoyos en todos los sectores sociales e institucionales, pero también son imprescindibles la voluntad, la constancia y sobre todo el factor humano.

Los ciudadanos somos el alma de cualquier ciudad y es precisamente ese factor humano el que viene premiando el CIT durante los últimos 35 años.

Es por eso que me tomo la licencia de dirigirme al ilustrísimo señor alcalde de Santa Cruz para solicitarle que el Ayuntamiento recompense el trabajo realizado durante tantos años por el Centro de Iniciativas y Turismo. Su trayectoria merece el reconocimiento de todos los santacruceros y particularmente de esta corporación. No solo por estos premios que distinguen cualidades como la amabilidad y convivencia, tan esenciales para una tierra cuyo motor económico es el turismo, sino, además, por su labor para dar a conocer las excelencias de la capital, de nuestra Isla y del Archipiélago.

Tampoco quiero dejar de señalar la trayectoria que tienen mis compañeros para ser reconocidos con este premio.

Es imposible que algún santacrucero desconozca a la Banda de Música, casi un símbolo de la ciudad desde 1903; o que no haya disfrutado de algún acto organizado por Producciones OYE, y la ingente aportación de la Tertulia Amigos 25 de Julio en el conocimiento y debate de nuestra historia es innegable…

Pero, perdonen que me tome otra licencia y me detenga en el otro galardonado individual, el astrofísico armenio Garik Israelian, al que quiero expresar especialmente mi agradecimiento por promocionar Tenerife y Santa Cruz creando el Festival Starmus. Gracias por hacer  posible que se vincule el nombre de nuestra tierra con una cita científica multidisciplinar a la que han acudido, entre otras, figuras internacionales como Neil Armstrong o Stephen Hawking.

En definitiva, el CIT ha elegido un amplio abanico de promotores de lo nuestro, de personas que trabajan por nuestra sociedad y se ha tomado al pie de la letra aquello que decía Goethe de que “el comportamiento es el espejo en el que cada uno muestra su imagen”.

El reto está ahora en el tejado de todos y cada uno de nosotros. De hecho, lleva estando ahí muchos años, pero quizás estos nuevos tiempos en los que la economía está dándole zarpazos a familias e instituciones sirvan de acicate para que hagamos equipo. Un equipo por el bien de Santa Cruz y, por tanto, por el bien común. Como ya dije antes, el factor humano es fundamental y yo creo firmemente en las personas. Nos tenemos que fortalecer juntos porque si no fracasáremos como individuos.

Eso los sabemos muy bien las mujeres, a las que solo la defensa colectiva de nuestros derechos nos ha permitido ir lográndolos poco a poco. Esta mujer que les habla se siente orgullosa de haber sido designada para hablar en nombre de los premiados hoy y espera que cada vez sea mayor la presencia y visibilidad de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad.

Para ir concluyendo quisiera dar las gracias a todas esas personas que nos han acompañado hoy en este Salón de Plenos y a los que, aunque queriendo estar aquí, no han podido venir. Gracias a los familiares, amigos, conocidos y apreciados por arroparnos en este acto tan especial para los que amamos nuestra tierra.

Finalmente, en nombre de todos los premiados, quiero agradecer al Centro de Iniciativas y Turismo la concesión de estos Premios Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana de 2014, y les aseguro que seguiremos siendo embajadores y promotores de esta Tierra allí donde estemos presentes.

Muchas gracias por su atención.

Comentarios
Discurso de Dña. Angeles Palmero en nombre de los Galardonados de los "Amables del Turismo y Convivencia Ciudadana" del CIT de Santa Cruz de Tenerife