EN JULIO DE 2012, EL BONO ESPAÑOL A 10 AÑOS MARCÓ SU MÁXIMO HISTÓRICO EN EL 7,6%

España ya se financia casi gratis

España consiguió ayer algo que hasta ahora parecía únicamente al alcance de las grandes economías mundiales, de aquellas a las que el mercado considera como el mejor refugio para sus inversiones. Por primer vez en la historia, la deuda española ofreció un interés cero en el mercado secundario.

España ya se financia casi gratis

En concreto, las letras españolas a 3 meses ofrecieron una rentabilidad del 0,0% durante buena parte de la jornada para acabar cerrando en el 0,1%. Esto significa que, teniendo en cuenta que el mercado secundario de letras y bonos es un índice de referencia, cualquier emisión del Tesoro Público en similares condiciones eximiría al organismo de abonar intereses a los inversores.

Por su parte, el resto de referencias a corto plazo de deuda española se encuentran también en niveles muy cercanos al cero. Por ello, si la tendencia bajista que vienen mostrando en los últimos meses se mantiene, no es descartable que los instrumentos de financiación a 1 o 2 años retrocedan hasta estas cotas, mientras que la deuda a 3 meses podría llegar incluso a un interés negativo.

Además, esta buena noticia para la financiación del país se produce después de que el Tesoro Público emitiera el pasado martes deuda a corto plazo a los intereses más bajos de su historia. De hecho, las letras a 6 meses se colocaron a una rentabilidad media del 0,08% y aunque ha suspendido la subasta de hoy por falta de inversores en la época estival, tiene ya cubiertas buena parte de sus necesidades anuales.

La buena salud actual contrasta, y mucho, con las graves turbulencias que España atravesaba hace poco más de dos años. En julio de 2012, el bono español a 10 años marcó su máximo histórico en el 7,6%, mientras la prima de riesgo alcanzaba los 638 puntos básicos. Aquellas alarmantes cifras se debían, en primer lugar, a las numerosas dudas que existían acerca de España y la viabilidad del euro; y en segundo, a las bajas rentabilidades que ofrecía Alemania, principal refugio de los inversores en Europa y cuyas referencias a corto plazo cotizaban en negativo, esto es, el país recibía dinero por mantener a salvo estas inversiones.

Comentarios
España ya se financia casi gratis