Buscar
19:43h. Martes, 22 de Agosto de 2017

UNO DE LOS VIAJES MÁS EXCLUSIVOS QUE PUEDAN REALIZARSE EN CENTRO ÁFRICA

En busca de los últimos gorilas en uno de los parques mas bellos del mundo

Contemplar la vida salvaje en África es relativamente fácil. Hay numerosas propuestas en distintos países y magníficos parques naturales donde ver leones, elefantes, cebras, jirafas, gacelas... Como ejemplo, la agencia especializada theafricanexperiences.com propone decenas de safaris de los más diversos –a pie, en 4x4, conduciendo tu propio coche, en avioneta, en kayak, en globo...– en más de 15 países africanos, de Kenia a Mozambique, pasando por Zanzíbar o Mauricio. Pero en pocas ocasiones se descubre un safari como el que aquí se propone, que permitirá descubrir la mayor concentración de gorilas del mundo en el Parque Nacional Odzala Kokoua, en Congo Brazaville, el Congo tranquilo y el más visitable.

Congo
Congo

No es un viaje para cualquiera. Es para viajeros que buscan algo diferente, en la naturaleza y en zonas poco o nada exploradas, donde ver además gorilas de sabana, que son casi idénticos a los de montaña que se pueden ver en Ruanda o Uganda. Se trata de viajes de no más de 4-6 personas con cada guía, que duran 9 días y 8 noches o más, si se quiere, a un precio de unos 4.000 euros por persona, a los que hay que añadir los vuelos internacionales, normalmente con Air France. Esta propuesta sí incluye los permisos para visitar las zonas donde viven los gorilas en libertad, alojamientos de lujo y con mucho encanto, aventuras en kayak en ríos increíbles e incluso la posibilidad de coincidir con prestigiosos primatólogos españoles que llevan allí 15 años trabajando en la zona y haciendo posible que hoy siga habiendo vida salvaje. Además, detrás de todo este proyecto hay un programa de conservación y educación con la comunidad, muy bonito y que está dando resultados ya, que permite que la flora y la fauna del parque estén mejor protegidas, bajando a cotas muy bajas la caza furtiva.

El Parque Nacional Odzala Kokoua con más de 1,3 millones de hectáreas de extensión está situado en la cuenca del Congo, que es el segundo bosque tropical más extenso del mundo después de la Amazonía, y reconocido como el bloque de bosque más rico de África central en especies primates. La cuenca tropical del Congo proporciona refugio a no menos de 10.000 especies de plantas, 1.000 de aves, 700 de peces y 400 especies de mamíferos y también a diversas tribus y comunidades que habitan los bosques bajo una enorme presión de la tala, la minería y los impactos del cambio climático global. Sus ecosistemas incluyen sabanas, pantanos, bosques y varios centenares de claros conocidos como bais o salinas que contienen depósitos ricos en minerales que atraen a muchas especies de animales, en particular grandes mamíferos como elefantes, búfalos y gorilas. Estos grandes simios en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat, comercio de carne de caza y transmisión de enfermedades propias de los seres humanos, como el ébola, se alimentan de frutos, plantas y raíces, y en estas selvas pueden encontrar cientos de variedades de plantas y frutos de los que pueden alimentarse. Pasan alrededor de 14 horas buscando comida y descansan unas 10 horas al día.

Un plan perfecto

La aventura en Congo Brazaville que propone theafricanexperiences.com, pioneros no sólo en el destino, sino también en las actividades y los campamentos, comienza a la llegada al aeropuerto Internacional de Maya-Maya en la capital Brazzaville, tras el vuelo desde una ciudad europea, desde donde los viajeros son trasladados al hotel Radisson Blu M’bamou Palace. Tras refrescarse en la habitación, lo más aconsejable es disfrutar de la cena en el famoso restaurante Mami Wata, cuyo nombre proviene de un espíritu femenino de pelo oscuro largo, piel muy fina y ojos irresistibles, que vive en los ríos y arroyos. Entre las sugerencias: bogavantes, pescados, carpaccio de avestruz, parrilladas... todo es fresco y bueno. Pero sin duda lo mejor son las vistas sobre las orillas del rio Congo, y el panorama de la capital de la vecina República Democrática del Congo, Kinshasa. Esta ciudad y Brazaville son las capitales de dos países distintos más próximas del mundo, solo las separa el ancho del río Congo.

Al día siguiente, nuevo vuelo a Ollombo y traslado en bus privado de Odzala Discovery Camps a Etoumbi con alojamiento y cena en el hotel y contacto con los guías profesionales que acompañarán el resto del viaje. Al día siguiente, la aventura empieza temprano cruzando el río Moussaka-Likouala de camino a Ngaga Camp, recibimiento con una toalla fresca y una bebida de bienvenida mientras los Camp Managers muestran las habitaciones. A continuación, almuerzo y comienzo del primer Gorila Trek o caminata en el bosque, acompañados por un guía que mostrara las plantas, insectos y fauna de interés que se vaya encontrando a su paso. Al regreso, se disfrutará de una copa alrededor de la hoguera, antes de degustar una deliciosa cena de tres platos en el salón comedor y retirarse a descansar.

Vale la pena destacar que el campamento es espectacular, consta de 6 habitaciones de ocupación doble, distribuidas entre la espesura del bosque, construidas con materiales naturales, como paneles de rafia y son preciosas. El salón-comedor, lounge y bar están situados sobre una plataforma elevada con vistas al bosque. En otra plataforma a menos altura, delante del área principal, se encuentra la hoguera, aquí se suele tomar el aperitivo antes de cenar o simplemente como lugar de relax. Las habitaciones están elevadas entre 3 y 4 metros del suelo, tienen una terraza que la rodea con vistas de 360 grados, cuarto de baño completo con ducha de agua caliente y camas con mosquiteras.

Durante los siguientes días, y siempre acompañados de guías y rastreadores se siguen haciendo nuevas rutas de Gorila Trek, pero también visitas al mercado local de la aldea de Ombo donde apreciar y adquirir su artesanía, salida en vehículos 4x4 abiertos a Mboko apreciando el hermoso paisaje de sabana en el que se encuentra este preciosos campamento. También está previsto un recorrido guiado en barco por el río Lekoli. Esta es una de las mejores formas de ver la fauna que habita en el bosque, tales como elefantes, búfalos o sitatungas. Durante estos recorridos, se suelen ver algunas de las ocho especies de primates identificadas en Odzala. La aventura continúa con una excursión en kayak en el rio Lekoli. El recorrido comienza en Mboko y termina en Lango Bai donde se registra con regularidad vida salvaje. Se viaja en kayak hasta llegar al bai, desde donde se sigue explorándolo a pie. 

Más que gorilas

A pesar de que existe una población mundial de alrededor de 100.000, los gorilas occidentales de llanura están clasificados en peligro de extinción por la UICN, debido a los riesgos que corren. Las diferencias entre los gorilas occidentales de llanura y los gorilas de montaña, están en la elección del hábitat, el tamaño: los gorilas occidentales de llanura son ligeramente más pequeños, la apariencia: los gorilas occidentales de llanura carecen del grueso pelaje de los gorilas de montaña, la dieta: los gorilas occidentales se alimentan principalmente de fruta y el descanso: los gorilas occidentales de llanura tienden a descansar a cubierto durante la siesta del mediodía en lugar de en zonas abiertas. 

El campamento de Ngaga Camp, donde se alojan los viajeros durante dos noches, es el hogar de los investigadores españoles Magda Bermejo y German Illera. Estos primatólogos han sido los primeros en conseguir habituar con éxito a la presencia humana a gorilas occidentales de llanura y gracias a su trabajo Ngaga se ha convertido en uno de los destinos africanos más importantes en “gorila trekking”. Son autoridades a nivel mundial en lo que se refiere a esta especie. Han enfocado su investigación en esta especie del norte de Congo durante los últimos 15 años. Sin su trabajo no existiría actividad en la que basar esta aventura de eco-turismo.

Además de los gorilas, este área cuenta con una diversidad increíble. Por ello, durante la estancia y, dependiendo del tiempo disponible en Ngaga, se realizarán también recorridos a pie por el bosque, rastreo y exploración, caminatas en busca de insectos y aves, recorridos por la noche en busca de vida salvaje nocturna, visita cultural a la aldea de Ombo para aprender estilos de vida sostenibles en el bosque, observación y baño en el torrente de Ngaga, ubicado a unos pasos del campamento, donde se ha construido una hermosa plataforma. Existe una relativamente alta densidad de mamíferos; sin embargo, la densa vegetación del bosque lluvioso hace difícil en ocasiones su visualización, a ello contribuye también la misma timidez de los animales. Muchas de estas especies constituirán una absoluta novedad, incluso para quienes están acostumbrados a ir de safari: crowned monkeys, moustached monkeys, forest duikers, black-casqued wattled hornbill, great blue turaco, mariposas e insectos.

Otras actividades

El río Lekoli, en la región de Lango, ofrece una de las mejores oportunidades para observar la vida salvaje de la selva, pues la visibilidad aquí es mayor que dentro del bosque. Se hace uso de kayaks, así como de barcos de aluminio motorizados y piraguas tradicionales para viajar en contra de las corrientes de los ríos. Se puede disfrutar de experiencias gratificantes, cuando se navega a la deriva y en silencio a favor de la corriente. También existe una preciosa plataforma a orillas del rio Lekoli en Mboko, donde poder disfrutar de maravillosas puestas de sol y refrescarse después de un día de aventuras.

Se realizan excursiones a pie en el bai de Lango (claro en la selva), en el bosque y en la sabana que lo bordea. La mejor forma de estudiar los pequeños detalles del bosque. Los insectos, hongos, orquídeas, huellas de animales y aves son todos protagonistas del show. La banda sonora la aportan coros de ranas, aves e insectos. Los recorridos representan una auténtica aventura, porque se trata de una zona muy húmeda. Algunos caminos han sido abiertos para facilitar el acceso a las zonas principales. Habitualmente se regresa al campamento con el calzado mojado y con barro, incluso en la vestimenta: ¡hasta ese punto llega el nivel de aventura!

Los vehículos 4x4 se utilizan primordialmente como medio para llegar de un campamento a otro o para acceder a la zona donde se realizan algunas de las actividades. En ocasiones, durante los recorridos en coche, se tendrá la oportunidad de ver fauna africana: elefantes, sitatungas, búfalos y, con un poco de suerte, ¡hienas manchadas! Durante las diferentes actividades realizadas en el área que cubren Lango y Mboko se tendrá la posibilidad de encuentros con elefantes de selva, forest buffalo, de brazza’s monkey y aves. Aunque también hay hipopótamos, su número es bajo y se ven muy raramente. Es posible avistar bongos (tipo de antílope). Los cocodrilos se encuentran bajo dos especies que no presentan ningún peligro: slender-snouted crocodile y el african dwarf crocodile. Los chimpancés son habituales en esta zona, aunque normalmente se oyen, no se ven.

Información y reservas. 

Este es un viaje que merece tener amplia información sobre sus condiciones, requisitos y ventajas. Lo mejor es ponerse en contacto con sus organizadores, que son expertos en la materia y conocen el destino perfectamente. Estos son sus datos:

theafricanexperiences.com

Tlf. de reservas: (0034) 913.152.944

info@theafricanexperiences.com