LA UNESCO RECONOCE EL VALOR ÚNICO DE ESTE LUGAR CLAVE DE LA CULTURA ABORIGEN

Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, patrimonio mundial

La Unesco ha declarado Patrimonio Mundial el paisaje cultural de Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria, un yacimiento arqueológico prehispánico de asentamientos, con templos y marcadores de claras connotaciones astronómicas.

Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, patrimonio mundial

El Comité del Patrimonio Mundial ha tomado esta decisión en su cuadragésima tercera reunión en la capital de Azerbaiyán, que se celebra hasta el próximo día 10. Con esta declaración, España suma 48 bienes con la máxima catalogación de la Unesco.

Risco Caído destaca por su primitivismo. Ignorado por gran parte de los turistas que cada año recalan en Gran Canaria, más seducidos por el sol que por las tinieblas de estas cuevas que preside Risco Caído –una cúpula paraboidal concebida para que el Sol y la Luna la llene de vida– es obra de unos pueblos norteafricanos que vivieron aislados durante 1.500 años. Toca ahora conservar y difundir este patrimonio, sagrado para los antiguos pobladores de Gran Canaria.

El Risco Caído y montañas sagradas de Gran Canaria ocupan una extensa zona montañosa del centro la isla que alberga valores únicos en el seno de la colosal Caldera de Tejeda. Este cráter volcánico preside este espacio, que se extiende a través de los municipios de Artenara, Tejeda, Agaete y Galdar.

Las Montañas Sagradas de Gran Canaria son un paisaje cultural -definido por la Unesco como una obra conjunta de la humanidad y la naturaleza-, formado por 1.500 cuevas, un millar de triángulos púbicos rupestres -la mayor concentración del mundo-, y vestigios que permiten hablar de un paisaje vivo a la vez plagado de templos, santuarios, graneros fortificados, necrópolis, asentamientos y viviendas en cuevas ocupadas en ocasiones de manera ininterrumpida desde hace siglos hasta la actualidad.

Comentarios
Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, patrimonio mundial